lunes, 14 de octubre de 2013

La perspectiva de Hansel.



Lamo la puerta de la casa de azúcar
el pomo de chocolate
deshaciéndose entre mis comisuras
tomo el bastón de canela
mascando las nubes dulces
rompo las ventanas de mazapán
los cristales de miel endurecida
glotonería vándala
de niño promedio
invado el espacio
trastocando la obra
de ni lo sé, ni me importa.

Amable mujer
prepara platos exquisitos
lleno mi estómago
sin preguntas
lleno mi cuerpo
de dudas
que no quiero responder
luces frágiles prometen larga noche
bajo la vela
duermo,
pues no hay más que hacer.

Cuerpo de melaza
soy un cerdo
para el matarife
sin condición de ser
en una bandeja
mi desnudo
boca de manzana
olor a todas las especias
un poco de perejil entre mis carnes
condescendiente la anciana
toma su tiempo
para pintar de huevo mi sien.

Y el horno.

Donde este cuento
ya nunca más
terminará
como se espera.

-----------------------------------------------------------

Ferran Garrigues Insa

No hay comentarios: