lunes, 17 de febrero de 2014

Anacronías.



Tú, mirándote al espejo
recordando las arrugas de mañana.

Yo, estrechando las manos
de un muerto
esperando ilusionado
la amistad futura que ya fue.

Él, previniendo la caída
de las estatuas que adornan
con sus restos defenestrados
las calles de su infancia.

Recordar poemas, ni escritos
ni dichos
mientras el alma
se enardece.

Plenitud que no llega
pero tiene
desde hace tiempo
el regusto
de un acabado orgasmo.

------------------------------------------------------

Ferran Garrigues Insa

No hay comentarios: