viernes, 28 de febrero de 2014

El (fallido) intento de metamorfosis del objeto hombre.



El objeto hombre quiere realizarse
llegado este momento empuja su crisálida
patalea desde dentro
se ahoga en sus fluídos
muerde su coraza
clavando dientes, uñas y sexo erecto
penetra hasta la capa más dura
hasta el lugar impenetrable
donde nada se permea
donde un casi plástico opaco
no permite más prolongaciones.

El objeto hombre deforma su molde
lo llega a forzar hasta límites insospechados
(quién lo diría, el OH embarcado en una dificultosa metamorfosis)
envuelve en seda todas las heridas interiores
y después de esta rebeldía
descubre algún trozo de espejo en su estancia
y se reduce cada parte
y se lanza besos a estos recortes refractados
y ya se pierde de nuevo en su espiral
que tanto tiene de céntrica y ególatra
pero siempre comprendida
como algo inevitable.

---------------------------------------------------


Ferran Garrigues Insa

No hay comentarios: