domingo, 16 de febrero de 2014

El suburbio bajo los hierros.



Desde las alturas, como el faro
soy el ojo que contempla muchedumbres
arriba, en el picado insensible
en la distancia fría
sobre los tejados de este Paris que evoco
irreal, metafísico
tan alejado del cierto
del psicotrópico, influenciado
por manos y boca de tanta gente dormida.

Desde esas gentes a los pastos
desde el hedor del río
que no parece habitar esta ciudad
cuyo nombre antes dije
y como embebido por un halo místico
se violenta e incapacita
en su insignificante resonancia.

Desde las frentes repetidas
los caracteres no tan alejados
las multitudes en jauría
no me parecen tan amenazantes
se les caen los ojos a cada giro
tras las esquinas donde se maquillan
las cuencas de cristal ennegrecido
y aparentan una felicidad
en su sinfín de rutas
en las calles grises
en estas venas antiguas
que empujan en un flujo constante
de extranjeros y disfraces.

Todo este carrusel sucede aquí
bajo las oxidadas congregaciones de metales y refuerzos
en la olvidada Paris, en el despojo suburbial
matemática repetición de hormiguero 

bajo la torre iluminada.

---------------------------------------------------


Ferran Garrigues Insa

No hay comentarios: