martes, 25 de febrero de 2014

Fronteras.



Tiendo la mano 
y los dedos como espigas nacientes 
se atenazan 
intentando volver
tiendo la mano y después mi cuerpo
piernas, y todas las extremidades posibles
como asidero de salvación
y siguen surgiendo manos, dientes, uñas
horadando esta carne superviviente
quedará el esqueleto
donde se seguirán asiendo
todas las manos como garras
todos los dientes como cepo
todos los dedos como anzuelo
todos los ojos también 
desconectados en azul nocturno
esperando la última bocanada
llena de un odio convaleciente
unas palabras de mutismo
lanzadas desde el horizonte 
dentro del último trago que respiran
para ganarse un pasaje
al final destino de sus mortajas.

----------------------------------------------------

Ferran Garrigues Insa


No hay comentarios: