miércoles, 26 de febrero de 2014

Reciprocidad de los objetos.



La sombra común de la escalera
y la llave triste de la puerta
acompañan el último de los amaneceres
pero no así
no en tu imaginario inverso
sonríen, las cosas abren su boca
el ojo de la aguja
todo hueco presto a liberar la carcajada
para cuando ya no estés
poder llorar la holgura del silencio
el peso tibio del recuerdo
y retener en su forma todavía
el resuello de alguno de tus pasos
o las imágenes que a duras penas
han podido reflejar
en tu rápido tránsito
en tu familiaridad de uso
que os complementaba.


---------------------------------------

Ferran Garrigues Insa

No hay comentarios: