miércoles, 26 de febrero de 2014

Yo tomé esta forma.



Yo nací del tuétano y la arcilla
hijo de algún Zeus destronado
fui lanzado desde el lugar más alto
y jamás se estrelló esta carne contra la piedra
fui evaporado
llevado hasta un salado banquete
me arrastraron bajo las suelas
los hombres de muchas civilizaciones
tuve algunos nombres que es mejor olvidar
y también fui amado
de muchas maneras, bajo infinitas apariencias
yo adquirí todos los dones
y suplanté todas las enfermedades
dándole la mano a cada signo de sufrimiento
yo extinguí los soles
en algún sistema solar que otro
y volé tan lejos como cualquier gaviota
pronuncié los dialectos
esas lenguas que nacieron un instante
antes de forzarse hasta el olvido
resumí todas las nostalgias
los grandes sentimientos y razones
el conocimiento también lo reduje
fui compendio de aquello no escrito
y también final de cada letra
sombra posterior de cada profecía
espejo de las almas
e instructor de cazadores
ciervo, a veces lobo
muchas más cosas de las que pueden ser predichas
y ninguna, en el fondo nada
propiamente lo ninguno
de cada expectativa.

Yo prejuzgué estas leyes
desde la primera hasta la definitiva
y me fui soñando esta epopeya
que desde una titilante luz se agota
hasta hacerme partícipe una vez más
de la totalidad
de cada una de las mutaciones.

--------------------------------------------------------------


Ferran Garrigues Insa

No hay comentarios: