martes, 18 de marzo de 2014

Aliento del héroe.



Alienta al héroe, no solo a su imagen tríptica 
no a la fábula dos dimensiones
no al dibujo de las gestas 
alienta al héroe en su faceta más humilde
transfigura tu voz, transforma su frecuencia
mitifica las cosas sencillas
fomenta el cambio en tu raíz
debajo de todas las capas terribles
en los métodos donde escancias territorio y frontera
en los aledaños de todos tus muros
alienta al héroe
a cruzar los umbrales
a permanecer en las trastiendas
a vivir oculto y frágil
casi en un estado invisible
intocable, indestructible, eterno.

Alienta al héroe
a desprenderse de la fugacidad
a no temer la decisión
a proclamar cada conflicto
a superar el miedo terrible de mostrar sus dudas
a desnudarse de lleno antes del vacío
a vaciarse del todo, a quedarse pretendidamente hueco.

Alienta al héroe
déjale crecer en su territorio
modificar su entorno
cultivar el fango y su molde
proyectar todo el universo
aceptar todo lo estricto
que no admite conmoción
someterse a los dictados de una belleza
sintetizar texturas no descritas
graduar el tono de todas las percepciones.

Alienta al héroe, descubriendo aquello que lo destruye
simboliza su muerte, una o mil veces
creando todas las leyendas
desestabilizando el origen de todo trance
origina el caos para ofrecerle un reto
resume la mecánica de todos los errores
inventa un nuevo orden de partículas elementales
donde todos participen de su gesta
donde se vuelva carne de ofrenda
poción mágica para resistir lo estático
para regresar vertidos en la totalidad de las formas
para volverse fractal y múltiple
para dejarse de heroicidad pretenciosa
para ser todos el mismo héroe
a la misma hora, en el mismo instante
y parar el mundo de repente, parar el mundo
reinventar el aire, el sueño, el proyecto y su trayectoria
volverse menos héroes, perder todos los poderes
regresar al punto primero
donde los hombres dejen de ser hombres
para entregar su espacio
a una nueva expectativa.

---------------------------------------------

Ferran Garrigues Insa

No hay comentarios: