viernes, 14 de marzo de 2014

Cosas sueltas.



Hay cosas que es mejor dejar marchar
que se marchiten hasta el último despojo
que nada emane de ellas
para que nadie resuelva
que queda algo
una vez las hemos abandonado.

No dejéis restos
ni lugar donde un diente carroñero
contente su hambrienta furia
no permitáis después de haber pasado
que nadie tiente
entre los restos mortales hurgue 

con un sentido manifiesto
hasta desvelar la cólera
toda suciedad escondida
en el intenso abismo de lo muerto.

Hay cosas de las que es mejor olvidarse
no pertenecerlas en un solo átomo
dejar que se pierdan
mientras la memoria circundante
también las olvida de algún modo.

Y hay cosas de las que es mejor no retractarse
porque acaban llenando los posos
de todas y cada una de nuestras premoniciones.

---------------------------------------


Ferran Garrigues Insa

No hay comentarios: