viernes, 7 de marzo de 2014

Materiales de formación.



Si yo estuviera hecho de lágrimas, 
consistencia de lo tenue
la lluvia fuera justa 
en su desprendimiento de los cielos
graznido perfecto despoblado del dolor.

Si debajo de la coraza aparente 
de esos pequeños augurios
te encontrara a ti, igualmente desnuda, 
igualmente predilecta.

¿Qué no sería verdad entre nosotros?

Encontré las venas del lodo debajo de los dientes
para masticar los fotogramas invertidos
a la búsqueda del futuro imprevisible
jugé al juego maldito 
donde se muerde la comisura del regreso
y lancé toda la simiente posible
hasta anegar el mundo para concebirte.

Como ese ser paterno y humano
rogando al manantial su pequeño regalo
formado de fresca especia nacida
de los lugares sin luz, sin esperanza
proyecto total todavía innombrable.

Si pudiera elegir la base de la materia
no te diseñaría más perfecta
no distraería el adorno ninguno de tus dones.

Da igual que ropajes te pongan
que color contraste en tu brillante profundidad
en que límite brote reluctante a la indiferencia
una luz incandescente traspasando tus proporciones.

Si yo no estuviera hecho de sonrisas, 
consistencia de lo intenso
la lluvia no fuera injusta 
en su enraizarse a la tierra
graznido imperfecto denso de placeres.

¿Qué no hubiera dado yo cada día de mi vida, 
por conocerte?

Allá, donde fueran posibles los principios.

Y yo hubiera podido ser
quizás de otra manera.

---------------------------------------------------

Ferran Garrigues Insa

No hay comentarios: