lunes, 31 de marzo de 2014

El ejemplo.



Nada le contenta
ni el sabor tristemente dejado
en la comisura de su hambre.

Nada le llena
ni el amargo estómago lleno de vitriolos
desintegrando oro
donde los ojos no son suficiente
así como no es suficiente ningún objeto
ninguna presunción de felicidad.

En su mundo 
convertido en chatarrería
se integran las raíces de una ficción liberta
nada forma su entorno
todo se improvisa
es velocidad e impulso
hasta que la máquina deje de correr.

El sonido de motores
como formas de fractura
en el universal silencio
que ansía cada vez
más desesperadamente.

Vende la paz subvertida
vende la carne al peso
masca la totalidad de los seres
escupe el alma en forma de cadáver
defeca toda la evolución
por darse un banquete.

Nunca piensa lo que come
nunca dice lo que piensa
nunca canta lo que siente
nunca siente lo que espera
nunca espera lo que cree
nunca cree lo que sueña.

Es así, a veces
este viejo hombre
accidental habitante 
de la nueva tierra.

-----------------------------------------------

Ferran Garrigues Insa

No hay comentarios: