sábado, 19 de abril de 2014

El experimento humano.



Escudo todo el pesar en el ojo
y barro la vida como un diente machaca la semilla
poseo la fuerza y el poder de los astros
contenida en carcasas de acero
el corazón de piedra, la sal del odio
en mi subyace el esperpento
la rabia vil, el oprobio
soy la carne, soy el espejo
provengo de las cosas
de las cosas desciendo
yo mismo soy cosa
para evitar ser persona
dejo de mirarme en los otros
para no perder el tiempo
asesto el golpe, oprimo y reduzco
todo pasa en forma de deseo
tengo piel, músculo y hueso
tengo las necesidades más básicas
y de las inventadas, poseo su juego
doblego reglas, finjo leyes
niño perpétuo, adulto inválido
esa es la forma que adoptamos
bocas, perennes bocas repletas de colmillos
cuerpos perfectamente labrados
algunas imperfecciones correctas
dignas de extirparse mediante bisturí
sonrisas de humo, garras de dulce defensa
rictus, plétora, residuo
ese muestrario de vanidades
donde florezco mirándome
lamiendo todas las fotografías
protagonista de esta totalidad
no cabe más yo
no cabemos ya 
seremos esto 
dejaremos de ser
en el erial
antes de redimirnos
después del último enemigo muerto
no quedará nada más
ni quedaremos nosotros
extraviados en nosotros mismos
ninguno permanece
solo una pequeña noción de falsa eternidad nos domina
una vez más, todo este tiempo
mientras alguien mide todos los resultados
para obtener otra conclusión.

-------------------------------------------------

Ferran Garrigues Insa

No hay comentarios: