domingo, 6 de abril de 2014

Hay gente que.



Hay gente que no se cansa nunca de decir lo mismo
que puede agasajarte con todo lo bueno
y cuando llega a lo malo ya no sabe que decir.

Hay gente que adora la vida sin complicaciones
y cuando la vida verdaderamente se complica
ya no sabe que decir.

Se va, te olvida
y decide que la vida feliz
nada tiene que ver contigo.

Te quedas solo, durante un instante
después te reencuentras
y te salvas en el siguiente hombre bueno
que se cruza en tu camino
quizás te da la mano
o sabe callar a tiempo los dolores
tal vez ese hombre eres tú
mirándote al espejo
quizás esto nada tiene que ver
con egoísmos malinterpretados
ni enfermizas separaciones del resto
quizás solo sea un necesario ajuste
una recuperación de las líneas
donde el tránsito permanece
y te recuerda que jamás hay que parar
que no son estos los designios
ni las verdaderas nociones
que no es esta realidad que te predican
sino la que poco a poco has aprendido a ver
entre los velos propios de ciertos seres 

que ante la duda
prefieren no decir nada
solo olvidar que tal vez existías
al margen de sus sueños personales.

-------------------------------------------------------

Ferran Garrigues Insa

No hay comentarios: