lunes, 28 de abril de 2014

Mínima para la primera noche.



Noches pegadas al cuerpo, con voz y sueño
sábanas, todavía secretamente atándote los tobillos
dolor hasta la última costilla
y la extensa quietud de la propia alacena
mientras los gatos proveen su calma
al despertar de la memoria.

-------------------------------------

Ferran Garrigues Insa


No hay comentarios: