sábado, 19 de abril de 2014

Sin billete de regreso.



No hay viaje de vuelta. No se regresa nunca.

Llámalo amor, vida, consciencia.

No hay billetes de regreso, no hay devolución
ni cambio prometido.

Ni una ventanilla donde gritar justicia 
por nuestras decisiones.

No, no hay viaje de vuelta.

Es todo dirección al frente, fantasía de retorno
escarbar el pasado buscando el origen.

Es levantar tumbas 
hurgar en las estancias
olores irrecuperables
de amantes llamados.

Es forzar los sentidos
hasta el límite de la sensación posible.

Es decir, sabiéndose perdido.

Es contar, perdiéndose a sabiendas.

Es prepararse la ida, prometiendo volver
fantaseando los límites
que no podremos volver a cruzar.

Es soñar el viaje, realizar el viaje
ser el viaje, no parar de viajarse.

Y sentirse en casa, todavía, en el último paso.

------------------------------------------

Ferran Garrigues Insa

No hay comentarios: