jueves, 17 de abril de 2014

Tú, el enigma.



Hablar de ti ya no es un verso
se convierte en tabla de multiplicar
dictado de números, inventario
de cosas que llenan estanterías o almacenes.

Hablar de ti ya no es sencillo
pasa a necesitar de medios ajenos
calculadoras, programas informáticos
máquinas de Turing
proyectos del genoma humano
con doscientos científicos con la frente arrugada
tomando apuntes, desgastándose los dedos
secando bolígrafos a toneladas.

Hablar de ti, piedra de Rosetta
jeroglifo humano
escrito cirílico arcaico

mancha con forma de persona
obedece ya a la dialéctica obtusa
de obtener una explicación a cualquier precio
una verdad del aquí y ahora
sobre el origen del universo
o sobre la intención oculta tras esta propia palabrería.

Hablar de ti, necesita de grandes dosis de paciencia
quizás de varias vidas
de potentes procesadores de última generación
sufriendo cortocircuitos a cada segundo 
volcando tus datos
en millones de impresoras agotando sus cartuchos
vomitando todo el Amazonas transformado
en papel tatuado de tumulto
de extrañas figuras que deben ser 
reinterpretadas y reinterpretadas
por los siglos de los siglos.

Hablar de ti, es ya un imposible maldito
una necesidad de silencio
un chiste contado en el espacio
donde nada puede escucharse.

Hablar de ti es un suspiro, un dolor inexplicable
un instante entre todos los instantes
que nadie recuerda
pero sobre el que de algún modo estriba
algo fundamental que perdura en nosotros
en toda nuestra profunda inconsciencia 
que tiende a olvidar.

------------------------------------------------------


Ferran Garrigues Insa

No hay comentarios: