domingo, 11 de mayo de 2014

Ukrania




¿Quién defenderá el valor del pueblo?

Las manos ya están llenas 
de sangre europea que se pierde
la memoria estará llena 
de esa sangre salpicada de plomo
porque esta asociación comercial 
empieza a sacrificar los extrarradios
a amputarse las patas 
como una zorra herida por un cepo.

Solo sé que veo muertos
gente cayendo desprendida de los edificios
veo a un hombre que intenta hablar 
con la fuerza de su razón
y muere, unos mueren de pie 
gritando la verdad 
otros han sido humillados
hasta quedar atrapados 
en la mentira de la pobreza y la deuda
el corazón de esta falange 
que avanza cubierta por el humo de la economía
se alimenta de gente que sueña
se alimenta de gente que no quiere violencia
se alimenta de gente que no busca su propio beneficio
se alimenta de los buenos
y deja al resto 
ante la duda de un triunfo maquiavélico
un lado no responderá
ese lado quiere ver hasta donde llega el otro lado
el otro lado se quita la máscara 
y demuestra que da cobijo a la mugre
a los salvajes
a los indignos
porque el fondo de su corazón 
sigue siendo lo que siempre fue
demostradme que me equivoco
que no se nos ha quitado la voluntad de decidir
que no experimentáis con el desastre
con la gimiente preponderancia del desastre
las tropas deberían estar barriendo Ukrania
azotando a cualquiera 
que alce sus manos contra sus hermanos
a cualquiera que golpee al hombre en llamas
sea este quien sea
a cualquiera que presione el gatillo
contra gente indefensa
porque Ukrania es cualquier sitio
y cualquier sitio es Ukrania
nada de esto debe volver a repertirse
no debe suceder, ya no debe suceder
no os de vergüenza romper los pactos de la vergüenza
y mostrar otra cara, demostrar otra realidad
abrazad la verdadera hermandad
pues las alianzas de la libertad son duraderas
las que se pactan con sangre
son eternas guerras latentes
deambulando sobre la tierra.

Este es el segundo ejemplo
de que este lado está condenado
a repetir lo mismo.

Y yo no quiero pertenecer 
a un pueblo de cobardes
con miedo a decidir.

--------------------------------------------

Ferran Garrigues Insa

No hay comentarios: