jueves, 12 de junio de 2014

Antídoto.



A veces se necesita una dosis letal de humildad
inyectarse en vena todos los errores
uno tras otro
a modo de suero
para reventar de experiencia
a pesar de su toxicidad, salvarse
impulsar de repente esa angustia
liberar el peso
dejar el lastre 
cincelar un nuevo estado
para que nos acoja en las peores condiciones
redimir cada día de cada vez
que hemos caído
para que pase un tiempo
breve
justo
para renovarse
y pese a todo 
volver a caminar.

------------------------------------

Ferran Garrigues Insa

No hay comentarios: