domingo, 8 de junio de 2014

Carta a un rey encontrada en una cápsula del tiempo en el s.XXIII.



No se enfade usted, señor monarca.

En realidad su papel ya fue
ha hecho falta engañar a muchos
para que se de el germen
de la solidaridad y de la autonomía.

Sus súbditos
le agradecen su paso y su tiempo
sea el que sea.

Ahora apártese
déjenos andar
pues todo hijo debe ser libre
de decidir su destino
sin cargas innecesarias
sin poderes verticales
pues ha llegado el tiempo de desaparecer.

No se enfade usted, señor monarca.

Este país no será del primer mundo
hasta que los ideales tengan sentencia de horizontal 
y nadie, ni ninguno, decida 
sin tener en cuenta todas las anteriores desigualdades. 

Este país no será 
mientras no enterremos a todos los muertos
hasta que la voz de todos sea escuchada 
sin juicio y sin extorsión.

No se enfade usted, señor monarca
que no está en disposición de quejarse
se lleva un buen pellizco de las arcas
suficiente para su vida y la de toda su prole
tómense unas largas vacaciones
nosotros las pagamos gustosos
mientras limpiamos de polvo los palacios
y recuperamos la inversión
creando nuevos museos de memoria
que no deberá ser restituida.

No, no se enfade, no.

Disfrute de la vida.

Ha hecho usted más que suficiente.

----------------------------------------

Ferran Garrigues Insa

No hay comentarios: