lunes, 2 de junio de 2014

Palabras prestadas.



A veces las palabras no son nuestras
deambulan entre garganta y oído
expulsando su sonoridad
jugándonos una mala pasada
a veces las palabras brotan
de manera impulsiva
manantial indescifrable por nosotros mismos
excusa insobornable para los otros
que se aferran al momento y no al gran mosaico
las palabras configuran el mundo
claro ejemplo de ello
este momento
en que nada más existe
en tus pupilas
palabras
jugando al juego de entremezclarse
voces, semillas, arrullos
tomando posiciones
en las esquinas ensombrecidas
de tu peculiar cerebro.

Y también, porque no
palabras presa de una indestructible luz
naciendo invisibles
borboteando
en el acero de tus labios.

Para querernos entender.

-----------------------------------------

Ferran Garrigues Insa

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Magnífica anarquía de la palabra.

Ferran Garrigues dijo...

Gracias anónimo.