lunes, 16 de junio de 2014

Primer amor.



Cuando no era nada
estaba ella
presente total
me dejaba caer entre su pecho
en la orografía materna
en la seguridad posible
donde todos somos exactamente iguales
podría no haber sido yo
podría haber sido tantas cosas
pero ella es la misma
una presencia ultraterrena
una fuerza consciente
enraizada a la verdad
en lo más profundo
toda la luz
y toda la oscuridad
superadas en su decisión de recrearme.

Cuando no era nada
había una mano que cuidaba la espalda
una voz tranquila vertía cuentos
no sabría nunca
que gran suerte tuve
tener una familia de uno
una madre de nadie
lanzándome a la vida.

Quizás la mayor ventaja
que pude esgrimir en el presente
pues vine desde un tiempo cósmico
donde no somos ninguno
cuando todavía anfibios
vagamos en el principio
fruto de un dolor impredecible
desgarro de un sacrificio
nosotros los hijos
desconocedores de esta labor
de haber sido traídos 
empujados, lanzados 
recogidos, sustentados
alimentados, acariciados
maltratados, queridos
odiados, en el abasto
de cualquier proporción
ese es el precio a pagar
por ser el primer amor
el amor para siempre
de nuestra mayor frontera
de nuestra inevitable defensa
la mayor de nuestras debilidades
el origen de todas las fortalezas.

----------------------------------------------------

Ferran Garrigues Insa

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Demoledor de tan bueno que es.

Ferran Garrigues dijo...

Gracias anónimo. Un saludo.