sábado, 5 de julio de 2014

Afirmación.



Ensueño de un desahucio
son las palabras que vomito
vestidas de imaginarios
reseña de un epitafio
en el que pretendí vivir.

Ritual promiscuo 
ficción incomprensible
manos que cruzan la alcoba
dientes formados ya colmillo
obra del todo impenitente.

No queda más que avergonzarse de no ser un gran poeta
para romper los versos y comerse
devoradores de esta simetría
el propio ombligo
su residuo fecundo de la extrañeza.

Una apariencia química
que rememora el final
en el estado práctico
donde decirse te quiero
en el fondo del oído.

No guardar a nadie ya
para que te diga
ni necesitar convencerte
ante la aceptación presente del desastre
en el que la vida se teje
y el corazón camina
siempre solo
entre los desmanes de la gente
en largas noches
de encierro
cancerígena memoria
donde las esperas.

------------------------------------

Ferran Garrigues Insa

1 comentario:

MariaLuisa Piña Lladó.LluïsaLladó. dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.