lunes, 14 de julio de 2014

Haré justo lo mismo.



También yo llenaré mis salas
agasajaré una hilera infinita de invitados
para que sus voces espanten
los miedos residuales que todavía quedan por aquí
donde fantasmas que compartían la vida
contaminaron las cosas de recuerdos
esas mismas utilerías
que ahora gusto de regalar
o enterrar de manera aleatoria
para engañar una ávida memoria por volver.

También yo me derramaré en los lechos
en los lugares más inverosímiles
desdibujaré los contornos de mi propia realidad.

También yo, te veré de lejos
pasar entre las sombras del muro
edificado de errores y nostalgia
y no desearé jamás la luz
para revivir nada de lo ya pasado.

También yo, yo también
me recalcaré a mi mismo
como única opción superviviente
y todos los ecos a mi alrededor
tampoco podrán borrar
echar sencillamente a un lado
todas las percepciones que retengo
todos los gestos no adulterados
que en un punto imborrable
permanecen a la espera para despertar.

También yo, aprenderé
a no regresar ni aun imaginando
a no invocar personas
en un mundo ideal
continuo en el espacio del silencio.

También, también, también yo
sabré perderme
más allá de mi
en los caminos oscuros
donde nada atiende como meta
o lugar de reposo.

También yo, honraré las palabras
los actos hermosos
que no tienen justificación
como las cosas que no son bellas
y habré de darles el mismo valor
a esta biblioteca de sucesos
totalmente aleatorios.

También yo, este reflejo de hombre
que ahora concibo
será capaz de entender
de modificarse
de satisfacerse en todo
y mantener su estatus
de paz inalterable
de pozo de tranquilidad y preludio.

También yo, también yo, yo también
deberé cerrar las cubiertas de este libro
terminar como termino esta palabrería
y avanzar con todos los sentidos alerta
puestos al servicio de otros cuerpos
otras resonancias
qué como yo, tan solo desean aprender
un poco más 

de las mismas cosas 
de siempre.

-----------------------------------------

Ferran Garrigues Insa

No hay comentarios: