lunes, 7 de julio de 2014

Rememoria y fábula.



La paz bajo los peldaños
donde el encuentro
cargado de violenta premura
fue primero.

Sobre nosotros, los filósofos
cargados de deberes 
y sombría apariencia 
de hombres de moral imperturbable.

Entregados a nuestro juego
qué importaban en aquella facultad
dos jóvenes perdidos
de mundos tan diferentes
haciéndose el amor 
a escondidas
y tan descubiertos
mientras la mayoría
aplicados al conocimiento
seguían a pies juntillas las frases 
de personajes sin garganta.

Recuerdo la diferencia 
entre tu lado izquierdo y tu lado derecho
no es que importe demasiado ahora
han caído chuzos de punta
y se me han llevado la inocencia
a algún lugar, espero cercano
donde de vez en cuando pueda abatirla
alimentarme con su ternura.

No es que seas la protagonista de esto
solo te rescato para saberme viejo
podría haber elegido una de las 473 amantes
que se me atribuyen
nada habría cambiado demasiado
las palabras en el fondo ralean
una figura a la que nadie nombra
un éxodo temporal al que no somos inmunes.

Tengo la memoria salpicada de una espalda reflejo
en el baño de mujeres
besos y sexo de pie
escuchando el eco de voces
perros ladrándonos el orgasmo
en un camino rodeado de jungla
cine de verano mano en muslo
boca diciendo dios griego
en el recinto de Diana
como si todo hubiera sido escrito
dejándonos jugar
todavía juntos
goce imperturbable
del sueño intranquilo
mirándonos larga nuestra sombra
extensa la noche que nos cubre.

Propongo desde entonces una tregua 
al dolor
del primer abandono
en cada cintura
en cada elección
de cada pequeña muerte
que robamos a la proximidad de una piel
a la sensualidad de un roce
en un último refugio
donde poder sentir
algo remotamente familiar
de aquel principio
cuando amarse no era tanto
un aprendizaje paulatino
sobrecargado de dudas
sino enfrentar con todo el coraje
de saberse infinitos
bajo los peldaños
de una facultad dormida

(no demasiado orgullosa de nosotros)

cada pequeña acción
cada mínimo contacto
transfigurándonos
a perpetuidad.

---------------------------------------------

Ferran Garrigues Insa

No hay comentarios: