martes, 8 de julio de 2014

Réquiem por un amor eléctrico.



A veces la impaciencia
se revela como una excusa suficiente
para cortar de cuajo 
cabezas y verdades
uno se mete el corazón en el bolsillo
lo hunde entre la calderilla
y si se da el caso 
lo machaca con las llaves 
del coche, del piso
lo tritura de manera que no quede nada más
de repente es otra justificación
construimos la gran barrera
para que no nos duela la gente
pero es que la gente duele
entender duele
saber duele
conocer duele
porque nadie es como uno espera
porque la vida es encuentro
salir de uno mismo
y eso duele
al menos la primera vez
y aunque no lo parezca
nos acostumbramos
pasamos por alto esa emancipación
para participar de los otros
para ser los otros
para ser todo lo demás
y yo que sé
todas esas cosas que tiene que ser la vida
nada más y nada menos.

-----------------------------------------

Ferran Garrigues Insa

No hay comentarios: