lunes, 14 de julio de 2014

Sobre los cuerpos simulados.



Confronto los cuerpos y los aguardo
hay en mi una clara intención oculta
en el imperio de las normas y la hipocresía
solo son encuentros, fugacidad
durante el rápido espasmo de la vida
en el violento ritual ambiguo
donde cabemos solamente algunos.

Empujo los cuerpos, los aplasto en sus camas
en el crujido de los lechos
o cualquier otra superficie válida
donde se halle el contacto.

Vienen a morder, se dejan los dientes
en cualquier punto donde solo haya carne
y como lamprea succionan 

su terror a ser abandonados.

Abro los cuerpos y los invado
existe esta necesidad encerrada
como una tarea propia de algún autismo
y se vuelve demasiado apetitoso
no dejarse llevar, aguantar en pausa
cuando todo se supone dicho
para que la intensidad fecunde
todas las necesidades de ser presa del cazado.

Reciclo los cuerpos, los anudo y formo cadenas
y me ato a su destino
en algún lugar no descrito
que aguarda la fatalidad de ser descubierto
porque uno no sale indemne
de este desgaste obligatorio
que en algún momento, espero, dejará de importar.

---------------------------------------------------

Ferran Garrigues Insa

No hay comentarios: