jueves, 14 de agosto de 2014

¿Qué hacer si su paraguas adopta una postura anárquica?



Llegados al punto de no retorno
dejar que la lluvia caiga
mojándonos
pacientes
calarnos hasta los huesos
merodear en busca de una cafetería
para desistir regresar a la tormenta
intentar allí, reparar el utensilio
doblarlo, reubicarlo, golpearlo contra algún saliente
hacerle el boca a boca, los primeros auxilios
gritarle
cargarlo con la batería del teléfono
golpearse con él en la cabeza
para cerciorarse de su muerte
esperar que uno de los camareros
venga y nos diga
por favor, no alce usted la voz
levantar en alto la infame herramienta
cual dios nórdico
jurar que nunca jamás tan inútil ingenio
dejó en peor bochorno
a un ser humano
o sencillamente no enervarse
dejar que la curva de la frustración decaiga
saborear las cosas sucedidas
el pegajoso tránsito del agua
entre ropa y piel
danzar esgrimiendo el artilugio
transformarlo de repente en cualquier cosa
reírse, como solo se ríen los desesperados
pero sintiéndonos libres
habiendo transmutado aquella forma desvencijada
en utillería de culto místico
reliquia simbiótica aferrada a los dedos
confiriéndonos una oportunidad
en su rebelde inoperancia
de desplegar alas de alambre
pedazos de tela impermeable
donde revelar el juego
bajo las fauces de la vida
en el extraño momento
de nuestro accidente
por culpa de este objeto
capaz de una revolución
en nuestro cómodo espacio irrespirable
en esta ciudad espiral
que encauza 
la completitud de los pasos 
que alguna vez daremos.

----------------------------------------------

Ferran Garrigues Insa

Esperasilencio.



Escuchar la amplitud de la espera
llenar cada esquina con objetos inmateriales
sonidos, conceptos e imágenes simulando una meta
espaciar el tiempo para contenerse
sabiendo que estás limitado
por un gran enjambre 
eslabón insecto 
digno hijo del ritual
en paseo hacia la muerte
bailando la melodía de todas las ausencias
pronuncias el nombre de todos los ausentes
y observas la vida
incesante 
a borbotones
produciéndose el cambio
en los segundos que no prestaste atención
una causalidad más 
en el júbilo impaciente
de vivir más allá de los que vivieron
de saber que todo devendrá polvareda
intensísima  progresión
caduca molienda
claridad 
simiente de lo nuevo
mientras escuchas el dibujo de estos astros y no otros
el trazo febril de las constelaciones imprevistas
el muro refractario
donde permaneces solo
demasiadas veces
enfrentado a una eternidad 
obsolescente
contenida 
en la obligación
de reconocerse
en todas y cada una 
de sus negativas y contrastes
llamadas con tu nombre.

-------------------------------------------

Ferran Garrigues Insa

domingo, 10 de agosto de 2014

Retroacción.



Podrías no haberme conocido
volver hacia la turbulencia del inicio
desaparecerte
escindir de nuevo
cada parte que compone tu genoma
pasar atrás, lejos
hasta el primer segundo
del inmenso Big Bang
intentar que ningún destino
te lleve de regreso
jamás, nunca
removiendo la primera ola
masticando a los primeros hijos 
de los primeros protozoos
para que no reaparezcamos 
ni siquiera por casualidad.

Que enfermizo sentimiento.

Cuando sabemos que no fue solo aquí
donde se cruzaron nuestras refracciones
ávidos espejismos inundándose 
de su inevitable coincidencia.

-----------------------------------

Ferran Garrigues Insa

Libertinaire.



Si decidir romper cada regla
a sabiendas de no conocerlas todas.

Si pensar que la libertad no es una meta
sino un trayecto que permanece intacto
pese a las verdades y los hitos
pese a la historia y sus resultados.

Si obcecarse en ir contracorriente
sin llamar a nadie ningún adjetivo
sin prevenirse del posible final
quizás desposeído de materias
es algo que no corresponde al camino de ser humano.

Si todo se tuerce y las normas se pliegan
a pesar de desconocer la primera y la última de éstas 
a pesar de no saber nada.

Si buscar a conciencia cada doblez y flexor
cada inserción y origen corriendo hacia adelante
no os parece correcto, no os parece nada justo.

Si saltar entre dos puntos que obligan a un recorrido
si pasar de largo entre dos metas
y alcanzar algo más lejos
sin atender en demasía el paso normal entre peldaños
os parece totalmente inaceptable.

No atendáis el paseo que marcan
los que desdibujan el límite residual.

No temáis, que ellos no os obligan a nada
están centrados en obtener un segundo más
un punto más lejos.

Cada uno de sus logros
es solamente no estar enjaulados.

Algunas de esas raras aves
se encuentran también entre vosotros
nos pertenece su atisbo
por más que nos pese
por más que lo neguemos
algo de ellos existió siempre 
en nosotros mismos.

---------------------------------------------------

Ferran Garrigues Insa

martes, 5 de agosto de 2014

Amagente.



Gente que te desata la sangre y la sonrisa
que no le importan los años
ni los cuerpos por los que pasaste
ni las máscaras que adoptas
o las capas que te cubren
y son lazos de cariño inconmensurable
que cruzan océanos, tierras, tiempo y universos.

Gente que te hace reír 
con chistes baratos de borracho 
o profiriendo un sonido raro 
en el momento justo
con la sola intención de la alegría.

Gente que nos sueña, gente que es ausencia
gente fronteriza, toda esa gente que espera.

Gente que dibuja el mundo
para disimular distancias
y dota de mágico argumento
el sueño de encontrarse.

Gente que con su mano
sin decir palabra
reduce el dolor a cero absoluto
proyectando caricias en las zonas invisibles.

Gente paciente, gente a la que adoras
cada segundo que queda
dulces ante las pataletas de los miedos
valientes en los más profundos olvidaderos.

Gente corriente, sin pose o aspaviento
gente perfecta 
todo lo perfecta que puede ser la gente
que sabe todo lo frágil y débil
de este espejo nuestro
donde nos reconocemos
diferentemente iguales
igualmente diferenciados
amigos a conciencia
con síntomas de eternidad.

----------------------------------------

Ferran Garrigues Insa

lunes, 4 de agosto de 2014

Al paraíso.



Hay cosas que nos detienen
pasmados en la punta del iceberg
hay corrientes heladas
frías emancipaciones 
descargas de conocimiento
escalofríos límite
apuntalando el saber
para poder decir
dejar constancia
que existe otra alternativa.


Ven hacia mi, sigue el camino torcido
donde dejamos las huellas al revés
continúa paso a paso, resolviendo las pequeñas trampas
asambleas de huérfanos recuerdos
sigue danzando el imprevisible siguiente
el ahora luego, ya mismo, revuélvelo
frecuenta la crisis dentro de tu crisálida

(cómodo, sin que te falte algo que comer)

contempla la forma cuadrangular de tu mundo
las letras, el horizonte plano y eléctrico
que te permite opinar, sentir o convencer.

Ven hacia mí.

Aunque ignores el resultado
camina conmigo el largo enigma del presente.

Que nosotros nos liberaremos 
de la muerte y de la vida
entendida de esta manera concreta.

Pasearemos entretenidos
dejando inevitables 
algunas muescas en el entorno
aunque pretendamos caricias
o voltear las cosas 
en su presunción de humanidad.

Ven hacia mí
y nada temas
que yo voy contigo
a domar el camino torcido
a suplantar los despeñaderos
a colocar la conciencia delante
a desechar la moralina detrás
para poder 
ser siempre mejores 
ser siempre principio
en el entorno jaula
del que sabemos escapar.

-----------------------------------------

Ferran Garrigues Insa