martes, 5 de agosto de 2014

Amagente.



Gente que te desata la sangre y la sonrisa
que no le importan los años
ni los cuerpos por los que pasaste
ni las máscaras que adoptas
o las capas que te cubren
y son lazos de cariño inconmensurable
que cruzan océanos, tierras, tiempo y universos.

Gente que te hace reír 
con chistes baratos de borracho 
o profiriendo un sonido raro 
en el momento justo
con la sola intención de la alegría.

Gente que nos sueña, gente que es ausencia
gente fronteriza, toda esa gente que espera.

Gente que dibuja el mundo
para disimular distancias
y dota de mágico argumento
el sueño de encontrarse.

Gente que con su mano
sin decir palabra
reduce el dolor a cero absoluto
proyectando caricias en las zonas invisibles.

Gente paciente, gente a la que adoras
cada segundo que queda
dulces ante las pataletas de los miedos
valientes en los más profundos olvidaderos.

Gente corriente, sin pose o aspaviento
gente perfecta 
todo lo perfecta que puede ser la gente
que sabe todo lo frágil y débil
de este espejo nuestro
donde nos reconocemos
diferentemente iguales
igualmente diferenciados
amigos a conciencia
con síntomas de eternidad.

----------------------------------------

Ferran Garrigues Insa

No hay comentarios: