viernes, 26 de septiembre de 2014

Excusa



No encontrar las palabras
descubrir su consistencia flaccida
de calcetín mojado
es lo que sucede muchas veces
cuando quiere uno decir poesía.

Verse languidecer la lengua
pegarse las babas a los paladares
remendar la pronunciación
de los más miserables versos
para regocijarse con su eco.

No encontrar ninguna de las palabras 
con las que decir poesía.

Mientras sueña que se es un gran poeta
o se piensa que se puede uno atrever así
lanzándose al vacío, a las zonas convexas de la vida
como si nunca fuera a morir.

Cuántas tonterías, cuantos imaginarios rotos
en el debacle temprano del augur
que nos comenta
que no le queda más suerte
para repartir
entre los que no tuvimos 
lugares de apoyo
jamás
solo a nosotros mismos
bastón y escalera
redactores
del propio destino
a merecer.

--------------------------------------

Ferran Garrigues Insa

No hay comentarios: