viernes, 24 de octubre de 2014

Paráfrasis del olvido.


A hora tardía
escribo con impaciencia
las cosas que no quiero que leas
porque el silencio es la clave
de cada retumbo
que amartilla sien y conocimiento
persona y reflejo
cristal e imaginario.

No es necesario que te cuente
palabra por palabra
toda la verdad que oculto
porque el polvo
verá desgranada esta suerte
cuando por fin nos beba
desaparecidos sacos de existencia
reformulados en cemento
distribuidos éter y memoria
hechos para no perdurar
formados para no desfallecer
integrados en este tránsito
raíz de claroscuros
hijuelos impropios
de la revelación.

Quizás deberíamos borrar todos los versos
hacer un hatillo 
con cada pedazo de papel
mancillado de tintas 
enhebradas de momentaneidad.

Tal vez sería bonito
arder todos los pensamientos
que cristalizaron así 
lastrándonos 
confinando la actividad
de nuestros particulares velatorios
suma de miedo y deseo
valor y gemido 
restos de finalidad inexplicable.

Te digo, tal vez, quizás
para aceptar todas las excusas
que interfieren con este argumento
donde a esta hora tardía pretendo
olvidar esta imagen 
que guardas de mi mismo.

--------------------------------------------

Ferran Garrigues Insa

No hay comentarios: