miércoles, 10 de diciembre de 2014

Despedida y reencuentro.

Una foto publicada por Ferran Garrigues (@ferrangarrigues) el

-Tienes que cuidarte de comer demasiado.

-Y tú de hacer el salvaje.

Vestido con un traje de bailarina de ballet
danza todavía en la memoria
de las sillas escarlata
de un teatro cubierto de terciopelo
pero no fue ahí donde nos encontramos por primera vez.

Sin habernos visto
manejamos una criatura de aluminio
con el ritmo del agua
y al terminar 
todavía sin mirarnos
dijimos:

-No ha estado mal.

-No, no ha estado nada mal.

Cuatro años de locura risueña
de saltos en un escenario abarrotado
viendo el cambio de una juventud acróbata
de nada de pelo
a una maraña enorme.

Yo tengo calidad decía
a ver cuando montas un espectáculo decía
no lo haces mal decía
tienes herramientas decía
y nos reíamos
dándonos con el attrezzo 
y escuchando aquella aquella frase
con acento galego:

¡Paraaaa, que yo sé parar!

Que la mayoría ni entiende
ni nos importa
pero los que lo vivimos
vamos a reír de largo
por hacer el mono
todos juntos
mientras nadie miraba
y Valiente tocaba como un loco el piano
cuando miraban todos.

Después de estos años
la última vez 
hablamos de no volver a hacer lo mismo
de la falta de respeto por nuestra pasión
que han tenido algunos
pero que nunca nos importaron demasiado
ahora
de todo el tiempo
de todas las cosas
recuerdo las queimadas
veros saltando desnudos por los tejados
hacer gala de una maravillosa locura
tomando las calles de Florencia
y miro hacia atrás
a aquél primer encuentro
aquella primera vez:

¡Qué despacio andabas!

Tranquilo
en mitad de toda la multitud desgañitada
que se esforzaba demasiado
ya entonces 
sin saber nada
sabía que eras importante
y lo que queda
aunque te vayas de paseo
en otro de tus saltos acrobáticos
guiñándonos el ojo payaso
haciéndonos partícipes de ti
aunque esta vez sea para siempre.

Ahora no me queda más que decirte 
tan solo 
que éramos pilares básicos
como dijiste de algunos de nosotros.

Pequeño salvaje
lo cierto es
que tú nos sostenías
eras el más grande
de todos los pilares.

-------------------------------------------

Ferran Garrigues Insa

1 comentario:

sergio ibañez dijo...

y ese pilar que se ha ido, siempre dejara sus cimientos para que el resto siga sosteniendose.
gracias por todo.