jueves, 29 de enero de 2015

Reflectantes.


Aquí nos encontramos
tú y yo
o lo que queda de nosotros
simetría de conciencia y literatura
porque la poesía murió
hace muchos años
cuando dejamos de ser niños
y prometimos conocer el trasfondo
decir toda la verdad 
obnubilar al otro
con letras medidas
frases endecasílabas
juegos infinitos de engaño triste
de los sexos que se abren
al mínimo atisbo de grandeza.

Aquí nos decimos
tú y yo
observados en este especular borrón
sabemos mirarnos el fondo vuelto del revés
podemos montarnos y desmontarnos
dibujar la línea última de este escorzo compartido
porque es tan fácil leerse
es tan sencillo pensar que esta burbuja
puede repetirse y repetirse
mientras tus ojos lean
mientras los tímpanos escuchen
mientras no dejemos de escribir
mientras la vida nos anegue
nos urda
nos desnude
así
en esta entretenida fragilidad
esta leve ansiedad perpétua
de la que no podemos escapar.

En este momento preferiría
volver a reproducir el viento
en la cueva de tu oído
(aunque esto no haya sucedido nunca)
dejar de ser tinta
espacio distante
esperanza dentro de palabras
trasladada de esta manera fría
hecha de contraste y brillo y gama 
elegiría otra vez regresar
pero no volver
recapitularía cada paladar
cada trago de saliva
te vería enredarte en el signo
en la metáfora
esperando discernir, descubrirlo todo.

Ahora, que estamos solos
en este momento que conjugo
para divertirme
para que nos riamos 
tú que desconoces quien sea yo
yo que no tengo interés alguno en poseerte
pero a quien traslado mi mas sincero pésame
por vivir y haber tenido que sufrir 
esta retahíla de versos
frases o juguetes sílabos 
que esgrimo como el niño que pintarrajea
una hoja en blanco
por el mero placer de reconocerse
entre cada una de las líneas.

Es verdad que puede que hayamos dejado algo por resolver
que esto no haya podido ser correspondido
en la totalidad incognoscible que predico
o en la dejadez implícita que regalo
en ese aparente estado de gracia
que implica ser solo un renglón, un atasco de letras
para decirlo todo
para contar la nada
para encontrarte una y otra vez
seas quien seas
sea yo o ya no sea
seamos los dos 
o no seamos
seguir diciéndonos
conocernos
aunque no existan ya los nombres
y ninguno quiera saber algo de nosotros
o no importe ya
si alguna vez llegamos a entendernos.

----------------------------------------

Ferran Garrigues Insa

No hay comentarios: