domingo, 29 de marzo de 2015

Retumbo.

A photo posted by Ferran Garrigues (@ferrangarrigues) on

Serán los hijos que os recuerden vuestra suerte
el reflejo constante de su risa
los que os lleven hacia la resonancia
os costará el dolor eterno
acariciar sus rostros
compartir el amor
abrir la puerta infinita
mediante reglas y caminos
se os escapará cada momento
ante la fricción de las emociones
y será duro transformarse
así cayendo
en el fatal estímulo de vuestra mortalidad.

Si condeno la piel que contiene estos argumentos
y dibujo el trance al que nos somete esta realidad
si desencajo las partes 
que conforman este espacio y el siguiente
para encontrar en el límite de las uniones 
un espacio vacío que jamás llega a tocarse
si entiendo que cada objeto que contengo
cada gota que me abastece
no son sino límites y equilibrio
sostenidos por una increíble pirueta
si acepto que soy la misma cosa
que todos los retales que componen la mirada
el tacto, el sentido, en todas sus extensiones
en la multiplicación atronadora de cada mutación
si desgajo cada palabra y cada átomo
y soy capaz de modelar el mundo 
desvincularme durante el tiempo
para saberme infinito en la acción.

¿Qué verdad será capaz de pervertirme?

¿Donde quedará el lamento de las voces?

¿Dime en que lugar seremos dignos
de aparentar la tranquilidad quieta
grabada en el ojo de los signos
justo antes de desaparecer?

----------------------------------------

Ferran Garrigues Insa

sábado, 28 de marzo de 2015

I don´t know nobody.

A photo posted by Ferran Garrigues (@ferrangarrigues) on

No conozco a ninguno.

Ni siquiera a los que mueren en los conflictos cada segundo
o trabajando silenciosos en condiciones inhumanas
ni aquellos que día a día fallan para tomar otra bocanada.

Yo no conozco a nadie.

Pero comparto ese sentimiento de perdida
para siempre atascado en todas las muertes.

No les acuso.

Esto es lo que es.

No necesito ningún nombre.

Ni siquiera 
esta errónea concepción de compartir que todos reiteramos
en nuestra pequeño mundo epidémico 
de información instantánea
sentimientos rápidos, nada demasiado profundo
capaces de enormes retahílas de enfermiza verborrea
entre una y otra agenda, entre un click y otro click
pasamos 
y dejamos nuestros absurdos hitos de egocentricidad
una y otra vez para convencernos de lo que no somos
que todavía no ha llegado nuestro momento
todavía no ha llegado nuestro momento
mientras el otro nos deja enfermos de incomprensión
acaudalados de terrores, bolsillos llenos de culpa
espaciados nuestros propios pasadizos
con hambre de significado.

-----------------------------------------

Ferran Garrigues Insa

Apatría.

A photo posted by Ferran Garrigues (@ferrangarrigues) on

Han deducido la deuda y convertido el mundo en un señuelo
han amargado el sabor de las manzanas
envenenado los pozos con deliciosa podredumbre
os han vendido la cal para untaros los ojos
cataplasmas de metal y acero esperando vuestra carne.

No existen profecías para adelantar el mal de este óxido
se reduce a una ecuación moral y catedrática
gestada en los vientres de capillas y colegios 
hechos del mismo ladrillo
estamos cansados de mordaza y decapitación
de la fundación de un garrote vil al cuello de esta tierra.

Sin ser nacionalista ni exaltar a ningún caído
digo en voz alta el nombre del lugar que desconozco
y deja de significar algo, o no significa nada
cuando la sangría recorre los cadáveres 
al frente de nuestra contemplación.

Han obtenido el pellizco del que todos participan
ellos y nosotros jugamos a medirnos la corbata
vamos atando pequeños lienzos blancos
para que se manchen de mierda política
y poder leer su argumento en alguna letrina
donde quede alguno, de todos los que pensábamos correr.

De esta manera descuartizados
hemos llegado a este encuentro
donde quizás no nos entendamos nunca
y quede solo matarnos 
a nosotros mismos 
para sobrevivir
permanecidos en el juego
como peones limitados 
sin objetar las consecuencias.

--------------------------------------------------

Ferran Garrigues Insa

martes, 24 de marzo de 2015

El histrión.

A photo posted by Ferran Garrigues (@ferrangarrigues) on

A pesar de todas las cosas que pudo imaginar
el joven ya estaba muerto
pesado hasta el más mínimo detalle
aparentaba una mirada clara y concisa
un espacio abierto para la luz
en el quicio de la puerta
a veces no medía el tiempo
y le daba la importancia justa a la existencia
pero no era ambíguo ni demasiado condescendiente
no sé
era un hombre extraño
había fallado demasiadas veces
y todas y cada una de ellas
lo había reconocido
se sabía falible
deshonesto
pasado de rosca
infeliz
patético
y sabía también que era posible
cambiar hasta aburrirse de tanto transformarse
de las cosas que eligió hacer
sintió arrepentimiento de casi la totalidad
pero ascendió gracias a su expediente
hacia una emancipación casi inequívoca
para dar el gran salto
entre una y otra profecia.

Existe en los párrafos de un poema deprimente
se desespera por salir a la calle
caminar los peldaños de la escalera
que un cualquiera acaba de leer en voz alta.

No entiende la risa manifiesta
de los que se atan la corbata obviando a sus mujeres
mientras gratuitamente es descrito
entre los ojos que pasan afilados
con ganas de evitar sonrojos
o parecidos razonables al finalizar
cuando el poso resume el gesto
y la memoria se decanta por la decrepitud.

Es un tipo obvio
uno de esos mal apodados: buenos tipos
una respuesta concisa al desconcierto
una voz dotada de trinos imperceptibles
y todos los gestos venían aglomerados
en el lugar inaccesible de su rostro
como una avalancha amable
incapaz de sostenerle.

Todo fragilidad
es su temperamento
una persona cualquiera
hija de nuestro tiempo
de cualquier tiempo
hecha de tiempo
a destiempo de la suerte
un despropósito predicho
una verdad dispuesta
el giro salvaje e inesperado
una onda en la superficie del encuentro
un desajuste final y relevante
la promesa indescifrable
justo antes de la muchedumbre
ante el olvido de la nada
eso aparenta
o eso decían que había sido
pero hasta ahora
era justamente eso
una irremediable voltereta
por así decirlo:

Todo un personaje.

--------------------------------------

Ferran Garrigues Insa

domingo, 22 de marzo de 2015

Espacio D.

A photo posted by Ferran Garrigues (@ferrangarrigues) on

Voy hacia atrás
con esa sensación pegajosa de tiempo ya exprimido
parpadeo y es tan solo un pequeño corte en la deriva
un lujo que puedo permitirme
mientras muero despierto
y ando de nuevo
todos los caminos hasta el principio
para darme el gusto de desaparecer
justo entonces
donde terminan las formas
y se recupera todo lo vivido.

---------------------------------------

Ferran Garrigues Insa

miércoles, 11 de marzo de 2015

Propuesta.

Una foto publicada por Ferran Garrigues (@ferrangarrigues) el

Dejar de ser diario
para proponer de nuevo poesía
no utilizar el resto rasurado 
de sentimentales emociones parapléjicas
en una frase larga y compleja
es un absurdo innecesario
pero es que no hay otra manera
que acomplejar el sucio latifundio mundano
insultarlo y restregárselo por los orificios
escupirlo afuera
sobre los ojos de los incrédulos
que adoran la vida 
y sienten que todo es posible.

---------------------------------------

Ferran Garrigues Insa

Pasaje polar.

Una foto publicada por Ferran Garrigues (@ferrangarrigues) el

Ya que no te escribo
sobre el querer difunto que nos muele
y entretenido miento
tantas veces como digo
palabras hechas de forma y sin medir
estructuras de voz sin grito
fraccionadas cual medicamento
que voy dejando caer
en la garganta del olvido.

Ya que trenzo la virulencia de mi encierro
rezumando absurdo todo el hermetismo
recapitulo cada una de las frases
para ocultar el dolor cáustico
que devora límites y huesos desde el fondo.

Ya que decido los escudos
avanzo las trincheras hasta el filo
criminalizando el ser yo mismo.

Ya que danzo la melodía salvaje
de los trinos póstumos
de aves insensatas.

Ya que pliego el abrazo
convirtiéndolo en arista
sin solución laberinto.

Ya que paso dejando la profunda huella
en la piel entretenida del amante
dejando la punzada en su reflejo.

Ya que oscurecido sigo indivisible
ya que contaminado permanezco indigno
ya que inalcanzado agradezco la cordura
en el último bastión que reduce los delirios.

Ya que quiero ser otro desastre
hecho de bocas y enseres sin demora
elevación matriz hacia lo puro
digna emancipación de carne signo.

Ya que se acaba con que jugar
siento el pasado, visto viejo
entiendo estos versos invisibles
muerdo el labio de todos los amados
beso igual, toco igual, todo perfecto
repito la misma partitura cientos de veces
escucho todos los orgasmos
guardo todos los delirios
en el lugar oculto que todos sabemos.

Y permito una demora
un signo íntimo
en el entrever de todos los caminos
en el quicio de todas las puertas
cruzadas y cerradas
espaciadas y abiertas
donde pretendo conversar
decir por vez primera
amistad, amor, proyecto
a cualquiera que se lance
a no saber si es para siempre
pero que lo valga 

(así desmesuradamente) 

en el infinito ejercicio de los riesgos.

-------------------------------------------

Ferran Garrigues Insa