viernes, 24 de abril de 2015

Adictostricto.

A photo posted by Ferran Garrigues (@ferrangarrigues) on

Se acaban las letras, se acaban
en el vértigo de los escritores
uno se vuelve yonki de libros abiertos
busca la droga en Bukowski
se entrega al delirio de Lorca
y escribe a escondidas en los lavabos
secretos con su teléfono de fondo
para emular cualquier estereotipo.

Se compra libretas extremas
de colores irreconciliables con la cultura
porque necesita ver el blanco insoportable repleto de renglones
firma frases con el logo de cualquier redactor de prensa amarilla
se cree Nietzsche y también el primo pobre de Quevedo
esnifa Rayuela de manera compulsiva
dice de Borges que es Dios
y que no eres nadie si no has leído a Cervantes
pero secretamente ve programas concursos de talentos
deseando estar ahí leyendo sus libretas
vengo a hablar de mi libro y todas esas profecías
son el epítome de su arte
el lugar que le seduce, al que quiere llegar
en el fondo es un temblor
que le hace todas estas cosas
suspira todo el tiempo
difamando los finales que jamás imaginó
maltratando a cualquiera que intente otro camino
para llegar al mismo cenit.

Hará todo lo posible por colocarse
seguramente imaginará varios libros
navegará en el mar ilusorio de la auto-publicación
también se servirán de él
editores amables de dulce sonrisa
poetas y familiares necesitados de un fasto
conmemoraciones imposibles de su lugar de origen
donde le bailaran un rato los políticos de turno
mientras solo piensa en lamer cada palabreja
inscrita en los folletos o en las bibliotecas que jamás visita
mientras de deja el alma trabajando en cualquier cosa
y pasan los años de miseria mental
creyendo que toda la culpa es de la profesión
o del sistema económico 
o qué se yo
de cuantas cosas puede uno decir 
que no le permitieron triunfar
este es el gran problema del adicto
que no se aclara demasiado
entre morir enfermo de letras
lejos de todas las ofertas y tensiones
o vivir acusado de plagiar
a todos los que sufren en silencio su adicción. 

-------------------------------------------------

Ferran Garrigues Insa

No hay comentarios: