martes, 19 de mayo de 2015

Obligatoria.

Una foto publicada por Ferran Garrigues (@ferrangarrigues) el

Solo queda volver 
al antiguo artilugio de reinventarse
pasar así, conscientes
el cartílago estrecho de la mudanza.

Precisaré de un lucrativo espacio hecho de tiempo
para poder desordenar todo lo que habéis construído 
y debajo de cada una de vuestras ruinas
comenzar un nuevo orden 
hecho de paz, equidad, sosiego y equilibrio.

Mientras tanto, continuemos en la muerte
en su negocio de manos limpias
en su ritual de sangre
hasta que todos hayamos comido
de la carne del sacrificio
y no haya vuelta atrás para ninguno nosotros.

----------------------------------

Ferran Garrigues Insa


Canto.

A photo posted by Ferran Garrigues (@ferrangarrigues) on

Te ofrezco todos los poemas 
para que vuelvas a ellos cuando quieras
y volemos juntos de nuevo 
tan desconocidos como siempre.


Mientras tanto que sea la vida
la que nos dibuje y nos sienta
dejados de lado de toda pretensión
que nos arrastre la vida
sí, la vida sí
que es lo único que nos moldea
es la verdad futura 
toda la verdad 
mientras duramos 
el espacio precioso 
donde podemos mirarnos
perder el tiempo
acabar en cualquier lado
perdidos, perdidos en el marasmo del sueño
en el deseo incompleto de amarnos
de olernos los traseros
mientras la boca se nos anuda
en cualquiera
con otra boca o ninguna boca
se nos quema la lengua
besando, besando todo lo que se mueve
buscando el calor 
el olor tibio de las mujeres
el aceite de los cabellos
la grasa de los abrazos
el roce de las ropas 
sin las ropas
las camas deshechas
el pavimento que nos duele
o las moquetas que nos sangran
las semanas de quietud post orgásmica
porque somos unos salvajes 
en esto del amor
todavía nos mordemos todos los renglones
de nuestra historia
y queremos salir 
salir deprisa
estar siempre contentos
repartirnos las caricias
para que no se acaben nunca
para que alguien venga y nos queden siempre
algunas miradas fugadas en los bolsillos
algunos magreos sucios en los ascensores
sexo indiscriminado en hoteles 
donde los pasillos verde mantis religiosa
nos ofrecen la muerte
en camas de seda
y las manos de otro
nos hurgan el amor
nos destrozan el cuerpo
nos dibujan el alma
con todas las sonrisas 
tan indiscriminadamente como nos aman
así nos enfrentamos a esto
a esta pérdida
de un segundo
de un después 
de una noche de bares 
donde todo eran labios sin restricción
palabras y deseos resonando
reconstruyendo el enigma
de todas las cosas que no fuimos antes
pero que todavía podemos ser.

------------------------------

Ferran Garrigues Insa

lunes, 11 de mayo de 2015

Los que pasan.

A photo posted by Ferran Garrigues (@ferrangarrigues) on

Si os dejo pasar
si paro y pienso
si os dejo pasar adentro
y descubro los lugares que callo
mientras escuchaba nuestra muerte.

Si abro la puerta apenas material
y entablo una conversación directa 
puedo imaginar las palabras como objetos
describiendo una parábola
hasta el alma de los soles perpetuos 
que somos al comunicarnos.

Si cada sueño que nos hemos contado
se realizara de repente
y la voz no fuera esta
dibujada en lo eléctrico.

Si no formara parte de nuestra decadencia
la flotabilidad de estos mensajes.

Si os dejo pasar y abro las esclusas:

¿Hasta dónde cabría esperarnos?

¿Cuánto espacio quedaría 
en los rincones opacos
donde aprendimos a sobrevivir?

----------------------------------------

Ferran Garrigues Insa

Mantra.

A photo posted by Ferran Garrigues (@ferrangarrigues) on

Hay un camino de fuego
donde los pasos conllevan autistas discursos
allí si te beso te llevo conmigo
porque derramas el ojo en el ojo
desatas la lengua en un latigazo preciso
para contaminar el lugar que protejo
mientras todo lo demás se obceca en desaparecer.

Existe un punto de encuentro
en la cúspide cobarde del miedo a las alturas
donde volamos ausentes de misterio
para convulsionar el delicioso pasaje
fingiendo serenidad y paz 
en violenta cópula insecta
para ser nosotros de nuevo.

Rompemos el límite de la metamorfosis
pasando de pupa a promesa
a latido consciente de roce exacto
a tromba a presión 
desconchando las paredes 
de toda esta vieja pintura mural
con la que pensamos ocultarnos.

Hay un camino de fuego
existe un punto de encuentro
donde los pasos conllevan autistas discursos
en la cúspide cobarde del miedo a las alturas
allí si te beso te llevo conmigo
donde volamos ausentes al misterio
porque derramas el ojo en el ojo
para convulsionar el delicioso paisaje
desatas la lengua en un latigazo preciso
fingiendo serenidad y paz
para contaminar el lugar que protejo
en violenta cópula insecta
mientras todo lo demás se obceca en desaparecer
para ser nosotros de nuevo
rompemos el límite de la metamorfosis
pasando de pupa a promesa
a latido consciente de roce exacto
a tromba a presión
desconchando las paredes 
de toda esta pintura mural
con la que pensamos ocultarnos.

---------------------------------

Ferran Garrigues Insa

Algo contigo.

A video posted by Ferran Garrigues (@ferrangarrigues) on

Yo empezaría algo contigo
pequeña muerte de noches entretenidas
pero la suerte no acompaña tu verso
estercolero de sueños invertidos
cascada nuclear de peces roca
estallados los ojos rizo en el vacío Norte
quedamos enfrentados al mar de los aplausos
a las bocas huella de enfermos hombres.

Yo empezaría algo contigo
mientras me anidan los insectos de la piel
excavándose un nido en las entrañas
para quedarse allí a criar ausencia
pero no puedo dejar que pases
entreteniendo la frustración de alambique
destilada en fracturas y pesadumbre
no puedo dejar que absorbas
el poco delirio que todavía nos sustenta.

Yo empezaría algo contigo
y no sería jamás un poema
ni una diatriba desconcertante
hecha de humo y programación
para el crecimiento de almas en conserva
ni decantación de malabares egoísmos
no cantaría para doblegar el sueño
no dibujaría para cazar el gesto
no tocaría para dejar herida
pues otra cosa se urde en este principio.

Yo empezaría algo contigo
y al minuto lo dejaría de lado
para experimentar el dolor de la partida
teniéndote delante
procrearía orgasmos hasta el punto
donde se desintegra el delirio
así flotando en la condición insatisfecha
teniéndote delante
te sonreiría eternamente infantilando 
que es una palabra que invento a conciencia
para que nadie que lea este veredicto se sorprenda.

Yo empezaría algo contigo
y lo acabaría de repente
solo para ver si era verdad 
algo de todo lo dicho
cuando aun no te sabía.

-------------------------------------------

Ferran Garrigues Insa

domingo, 10 de mayo de 2015

Post-Ícaros

A photo posted by Ferran Garrigues (@ferrangarrigues) on

Mirar la pequeña isla prometida
desde este continente despierto y desesperado
acicalarse las alas hechas de pluma muerta
esperando que funcionen una vez más
un salto más lejos
convertidos en desproporcionados ángeles
esperamos desnudos nuestra suerte
abatidos por la tormenta del siglo
mordemos las cadenas hechas de millones
bañándonos en sangre hecha billetes
mascamos a conciencia toda la experiencia
nosotros que bebemos el éter de la suerte
engordados botijos reflejo del aburrimiento.

Permanecemos en el brillo del ojo
escondido en capas y capas de presión
detrás de nuestro vacío mudamos todo
buscando una emoción que no llega
un amor que no llena
una comida que no sacia
un dormir que no restaura
un sueño que no se recuerda.

Desde el islote de nuestra ignorancia
esperamos alzar el vuelo 
cruzar el abierto espacio mar océano lugar 
recomponiendo el ombligo
fisurándonos en diminutos desastres
perdiendo toda esperanza con la muda
apartando la fe del misterio
embobadas superficialidades limítrofes
al borde del colapso.

Pero tejemos las alas con la determinación de quien no se vence
y nos arrojamos a la desesperada salvación de los viajes
perdemos el miedo a los hogares hechos de materia
abrazamos el camino donde nadie es ninguno
donde todo es encuentro
para superar el tedio de nuestra ficción
somos otros 
en el transcurso de la personal epopeya por vivir.

---------------------------------------------

Ferran Garrigues Insa

Casa.

A photo posted by Ferran Garrigues (@ferrangarrigues) on

Una casa es una casa
y no es una piedra
ni es acero
ni es árbol en decadente postura
una casa es un centro
una permanencia
todo lo perenne en síntesis
una casa es el regreso
ciencia de la carne
el miedo, la furia y el abismo
una casa es el término constante
para volver y huirse al mismo tiempo
primer aullido
última morada
ritual de cada hábito
estercolero de rutina
donde somos fabricados.

-------------------------------------

Ferran Garrigues Insa

viernes, 8 de mayo de 2015

Misántropo.

A video posted by Ferran Garrigues (@ferrangarrigues) on

Gustaría de marcharme siempre
no quedarme nunca
que apareciera una comparsa de músicos balcánicos
acompañando el paso a la nada
hacia el ninguno
no dejar ni recuerdo
ni morada
ni forma 
ni figura
ni esencia
ni entreacto
es por esto que cubro estas huellas
con toda una sarta de mentiras
hechas de letras y tumulto
es por esto que esquivo los besos
sumerjo los abrazos
paso danzando entre las comisuras
de antiguos olvidaderos trágicos
anguila en manos inexpertas salvando las distancias
adormecida en las proximidades
de su escondite de fango
bajo capas y capas 
de adorables detritus
formando una muralla para la rendición.

----------------------------------------

Ferran Garrigues Insa

jueves, 7 de mayo de 2015

Positivando.

A photo posted by Ferran Garrigues (@ferrangarrigues) on

Puestos a elegir
prefiero el dolor irrecuperable de los adúlteros
que posan su mano en el ombligo
sin importar si este es desmesura
esperando que el desierto no regrese
que el mar no los devore
entregados a la maldición 
de haber sido amados para siempre
y haber fallado.

Puestos a decidir 
prefiero equivocarme
perdonar la vida de quienes predijeron este futuro
llegar a redimir todas las decisiones 
los giros argumentales de este guión difuso
donde volveremos a ser reflejo
repitiendo cada una de las frases
de nuestros ancestros.

Puestos a soñar
saber, sobre todo
el peso exacto de la acumulación de las caricias
en cada milímetro de piel cuadrado
para poder gestionarlas cuando nos falten
dormitar en las figuras rituales
entre los brazos de las diosas
ser sometido a los besos
a las ofrendas de los cuerpos vulnerables
siendo domados para siempre
excluídos de la libertad sin simetría.

Pretextos sin presión 
fundamentales
para esgrimir el amor en el lugar sagrado
donde ninguna forma es menor
y todo vuelve despiadadamente
para otorgarnos un nuevo principio
a pesar de las pataletas y los dientes
del griterío extraño 
que continua siendo nuestra base
para la determinación irreversible
de estas decisiones 
construidas en la suerte
de haberte conocido.

--------------------------------------------------

Ferran Garrigues Insa

miércoles, 6 de mayo de 2015

Estábamos a tiempo.

A photo posted by Ferran Garrigues (@ferrangarrigues) on

Todavía estábamos a tiempo de equivocarnos del todo
entrados en los treinta-y-tantos
nos gustaba hacernos el amor
presos de un delirio incongruente
mientras el día a día
se nos comía las entrañas
desconectados de la realidad.

Nos preguntábamos si queríamos tener hijos
cuando apenas nos conocíamos un mes
entre sexo salvaje y algunas cenas
visitas imposibles en mitad de la noche
en las alcobas prestadas de cualquier lugar
éramos alocados disturbios
y habíamos decidido demasiadas cosas.

Negábamos la posibilidad 
de desaparecer así 
instantáneamente.

Nos amarramos a las caderas con un garfio hecho de cariño
aventuramos profecías en los lugares secretos del encuentro
mientras la vida paseaba aceras llenas de cobardes
y enredarse en los labios de un desierto apacible
no era ninguna de las opciones que elegimos
a pesar de la paz que moraba en cada arrojo.

Todavía estábamos a tiempo de equivocarnos tanto
de equivocarnos demasiado
de no volver a tener otra oportunidad para equivocarnos
teníamos treinta-y-tantos
y una vasta experiencia en decidir sobre lo confuso.

Teníamos treinta-y-pocos
éramos jóvenes y alocados como ninguno
o eso pensábamos
cambiando de lado de la cama
riendo las ausencias
imaginando la distancia
desmenuzando la posibilidad
de no volver a encontrarnos
ninguno de los días porvenir.

---------------------------------------------

Ferran Garrigues Insa

Amor congénito.

A photo posted by Ferran Garrigues (@ferrangarrigues) on

Dicen las malas lenguas
que la amé por puro interés
que gracias a ella 
la cantidad de likes en mi pseudoblogdepoesía
había aumentado un 200%.

Dicen, las malas lenguas también
que era capaz de succionar más amor por minuto
que cualquier aspiradora de marca italiana 
anunciada más tarde de las 2 de la madrugada
eso decían de nosotros, lo ves
eso era estar enamorados.

Prometí no meterla en esto
ni meternos en nada
que no fuera perfectamente fácil y sencillo
negué todas las dificultades
filtrándolo todo a partir del primer tropezón.

Sí, ustedes tendrán mejores soluciones
pero a mi en aquel momento no me daba para más.

Saben, tengo una explicación 
para lo de la testosterona y la obsesión por el sexo
y para las drogas que jamás tomé
o el alcohol que me deben 
de todas las fiestas a las que jamás acudí
o los cigarrillos que nunca tuve que pedir.

Lo sé, ustedes siempre tienen mejores soluciones
pero no es mi caso
soy incorregible
molesto
intransigente y algo cobarde
entre todas esas cosas
busco un equilibrio insano
entre el delirio de acostarme con todas las mujeres
y el de ser fiel a unas convicciones opacas
que fortalecen la honra y la moral
cosas que de este lado del océano 
han quedado en entredicho.

Por lo demás, en el lugar de lo privado
sonrío detrás de la máscara indiferente que se muestra
bailo en las noches de tormenta
abrazado al recuerdo de una sola mujer
donde volvería una y mil veces
para descubrir la verdad
de aquel principio y todos sus grados de locura.

Aun así, dicen las malas lenguas
que me dejo caer sobre las indefensas
que desnudan su pecho en mi alcoba
que aprovecho cualquier ocasión para robarles una caricia
que les muerdo la entrepierna mejor que sus maridos
proporcionándoles el ansia necesaria para perseguirme.

Luego unos dirán que esto no es poesía
que hay que tirarla por el retrete
que se condena al mundo con cosas como esta
y yo me seguiré recostando en la imagen precisa
de todas esas mentes
cargadas de normalidad
mientras observo todos los rumores
y canto victoria y eureka al margen 
en esta vida propia
que a nadie más pertenece.

-----------------------------------------------

Ferran Garrigues Insa

martes, 5 de mayo de 2015

Después del amor.

A photo posted by Ferran Garrigues (@ferrangarrigues) on

Después del amor viene el silencio
el silencio decrépito de los locos
que se aman incansablemente
cada segundo del día
cada día de la semana
cada semana del mes
cada mes del año
cada año de la década
cada década de cada siglo.

Acostúmbrate.

Después del amor viene el silencio
y se nos lleva a todos
a la calma chicha de una colcha vieja
a los olores a orina
a los dientes sangrantes de cepillarse demasiado
a los espejos rotos donde nadie nos mira
a las cosas que nos repugnan
pero que inevitablemente amamos.

Acostúmbrate.

Después del coito
aparece el vacío
ni los abrazos lo llenan
ni los besos lo sacian
ni las palabras lo cesan
estamos predestinados a estar insatisfechos
esa insatisfacción ociosa
hecha de peticiones imposibles
en los lugares más exagerados
de los modos más inverosímiles
de la forma más burda
poco placentera
anoréxica de emociones
bulímica de sentimientos.

Después del amor viene algo otro
esa cosa apelmazada y frágil
que se nos queda colgando
como un apéndice mutante.

Acostúmbrate.

Queda poco para la siguiente partitura
es cuestión de muerte
tristeza hollada en el resumen de las sensaciones
en el desgarro de lo tierno
donde fermentamos la resaca
de cada palabra invisible
de cada sonido calumnia
para tomar posiciones de venganza
levantar los escorpiones a modo de escudo
y saber a ciencia cierta
que todo está hecho de costumbre 
menos nosotros.

A cos túm bra te.

------------------------------------------------

Ferran Garrigues Insa

domingo, 3 de mayo de 2015

Entreacto.

A photo posted by Ferran Garrigues (@ferrangarrigues) on

En la albufera de tus piernas
existe un cúmulo magnético
donde me reduzco a la base
y paso de la ternura al arrebato
en media centésima de segundo.

En el lugar donde se juntan los lunares
bailan al amor desnudo de la ropa
tanto una ceja como una pestaña
y ya se descuentan los besos
que es con lo que cuento la vida
de ahora en adelante.

Hay en el lugar secreto de nuestro escondite
temblorosas albahacas y jazmines
sobre ellas reposa nuestra sombra
mientras la cama se deshace sola
y se llenan de cardenales las rodillas
mientras dices para adentro indecibles cosas.

En la curva del vientre
se pierden los dedos configurando rituales
dentro del sabor increíble de esta pompa
donde el agasajo procrea caricias
señales y verdad última
en el vidrio cortante
de la realidad abandonada.

---------------------------------

Ferran Garrigues Insa