lunes, 22 de junio de 2015

El grillo.


Los dedos y el grillo
son una conjunción cristalizada de la infancia
que sigue atrapada
gritando 
en el pliegue de la arruga.

El terror de los saltos 
el miedo perpetuo de los seres
salvaguardando su chispa.

Pero el gigante es manso
toda su preocupación es evitar dolor 
sin temor a perder nada
sin dar explicaciones a los hombres
sobre la importancia de salvar a un insecto.

Los dedos y el grillo
son la imagen de una paz perturbadora
de una concepción que atesoras
debajo de la gran estrategia.

Alguien seguirá preocupado
por mantener una conversación contigo
por alcanzar el alma 
o el lugar que oculta el retorno de tus palabras
te increpará todo el tiempo
querrá descubrirte sin paciencia
en la inmediatez del encuentro fortuito
no sabrá abrir las palmas
para resguardar los miedos
ni besar la frente en el momento perfecto
solo querrá quererte por encima de ti mismo
que es justo la línea que queda por debajo de su ombligo.

Y mientras tanto
la felicidad llega sin encontrarla
en un latido de conciencia
en una voz matriz de lo dormido
que viene a despertarte
así, sin más.

--------------------------------

Ferran Garrigues Insa

domingo, 21 de junio de 2015

Re-Des-Encuentros.

Una foto publicada por Ferran Garrigues (@ferrangarrigues) el

Cuando volvió, ya no estaban allí:
las palabras exactas
un abrazo
y algún afecto 
(contraindicado del amor hecho hatillo)
habían desaparecido por completo.

En una suerte de prosa poética
intentó contar la ternura
pensó en voz alta
saltando todas las justificaciones
alterando los sueños
considerando los desperfectos
rasgando el alma
en el pasar medido de cada emoción.

Hasta aquí las cosas sucedían según lo previsto
proverbial situación desesperada donde tocarse es justo
se enternecía la voz 
y los gestos se avergonzaban de tanta palabrería:
era tan fácil volver
cerrar las puertas a las salvajes oleadas
quemar el signo
alterar el silencio
romper la sonrisa
volverse de piedra en fango
pasar del hielo a la tormenta
desempolvar el corazón, la idea intocable de corazón.

Convertirse en otra argumentación
no sumar ni restar nada
no dibujarse parte de una línea de valores a la alza.

O no ser más
quedarse en menos
hasta desintegrar aquello
que habita en el nosotros.

-----------------------------------------------

Ferran Garrigues Insa

sábado, 13 de junio de 2015

Creed.

Una foto publicada por Ferran Garrigues (@ferrangarrigues) el

Creedme cuando os digo todo lo que no he sido
y también creedme cuando os digo todo lo que no seré
creed lo que queráis entre mitades
toda verdad y mentira, también creed
buscad el sueño mismo, la última tesitura
morder el beso final
o saciar el silencio
en las sombras que cultivo
mientras no dejéis de creer en vosotros mismos.

-------------------------------------------

Ferran Garrigues Insa

Deberes y faltas.

Una foto publicada por Ferran Garrigues (@ferrangarrigues) el

Debí haber leído a tantos poetas
para medir palabra por palabra
y no dejar pasar la inundación
retener el aliento un segundo para decir la calma
no especular el poema 
así
desaforado revés
debería haber leído tanto
haber existido más.

Haber aprendido 
a desaparecer en la mansedumbre 
de ser aquello que se espera.

---------------------------

Ferran Garrigues Insa


La rabia.

Una foto publicada por Ferran Garrigues (@ferrangarrigues) el

Entre ser mentiroso y poeta
elijo cualquier cosa
entre amar de-ses-pe-ra-da-mente o escribirlo cien veces
en la pizarra de la existencia
decido ser poeta.

También, a la salud del señor B.
decido ser hombre antes que cualquier cosa
por mucho que pese 
y por mucho que cueste
prefiero abandonar el último poema
perfecto escrito manifiesto de la totalidad versificada
y correr a la calle a hacer la vida.

----------------------------------------

Ferran Garrigues Insa

martes, 9 de junio de 2015

El cant dels gossos i les gosses.

A photo posted by Ferran Garrigues (@ferrangarrigues) on

Gossos i gosses rosseguen un os
uns tenen dents, els altres ja no
uns son joves i maleïxen els vells
altres son vells i sols tenen por.

Uns es creuen millors
altres saben que ho son
tots son pitjors 
sense cap sol·lució 
que no siga l´amor.

Gossos i gosses rosseguen un os
tots volen carn i un poc de sabor
encara que semblen grans lluitadors
a la fi es transformen en gos lladrador.

Massa dents i poc mos
massa mos i poc troç
tots s´ajunten i criden l´udol 
ara en aquesta terra
després qui sap ón.

Gossos i gosses rosseguen un os
llepen la calç perqué ja no fa brou
es menjen les ungles 
arrapant el sòl 
escarben el fem
per fer-se un racó.

--------------------------------

Ferran Garrigues Insa

domingo, 7 de junio de 2015

Promesía.

A photo posted by Ferran Garrigues (@ferrangarrigues) on

La poesía no se acaba
porque el poema no empieza nunca
ni termina jamás 
termina el poema
porque los dedos no son soles
ni queman el papel 
con el extravío mágico del comercio de los verbos
porque el presente se elimina de golpe
entre que las vidas materializan su deseo
y pasan los niños riendo su convalecencia
mientras todavía no saben
que están más enteros que cualquiera de los muertos.

La poesía no se termina porque el poema no se acaba
no se empieza jamás a procrear letra 
por el placer inocuo de escribirla
o sí
y las teorías de los vivos que escriben
se desintegran en el humor momentáneo 
de los que temen cambiarse
el relevante amor propio, el amor a uno mismo
a la integridad de la persona 
a la forma aprehendida que somos.

La poesía no aminora su avance
es una corriente vertical
que no puedes sumergir.

La poesía es el cortejo 
de la inteligencia creativa
al mundo vivo
a la verdad tangible y a la verdad ignota.

El poema nos subyace
y dejaremos de llamarlo poema
y dejaremos de escribirlo con letras 
y podremos sentirlo, no saber nada
morir llenos de llagas hechas con lápices sin punta
voces indecibles que siempre desaparecen
verborreas insufribles de tomos episcopales
también tomarán su lugar en las hogueras del tiempo
porque la poesía es el grito extático
sin voz y sin silencio
cantado y regurgitado
prefacio de todos los cambios instrumentales
que todavía no podemos decir.

Augurio es el poema
y veritable condición de mudo
hecho de nudo y corazón
hecho de simétrica añoranza.

No, no se acabará nunca el poema
podréis enterrarlo en cunetas
cortarle las manos
electrocutar, estrangular, agarrotar
podréis quemar todos los huesos de poeta
verter el veneno dulce en la copa irreemplazable
decirles a vuestros hijos que no sean poetas
(este es un buen consejo siempre
no importa en que siglo vivas)
ahora, con toda seguridad encontrarán otro camino
donde no exista vuestra comprensión posible
y nazcan las nuevas utopías
y ya no estemos
y sean otros los que caminen
las vías recicladas de esta providencia.

-----------------------------------

Ferran Garrigues Insa

jueves, 4 de junio de 2015

Ninguno de los nadies.

A photo posted by Ferran Garrigues (@ferrangarrigues) on

Desde la falta constante de palabras
indaga la vida
desdibujando.

Cual parca elige un hilo
para deshilachar
todo el acertijo
mientras baila
sin ojos y sin medallas.

No hay desvelos
la voz del padre
el susurro de la madre
juegan al mismo juego
y ramifica el escándalo
de decidir el destino
entre los brazos de la inconsistencia.

Derrama la vida
como el que juega en los casinos
voluntariamente
prefiere caer en el desastre
de cada porción maldita de si mismo.

Ensaya, aunque fallen los sueños
en su apresurada moraleja
la virtud de ser presente.

Decide, en la difícil insistencia
de las cosas por romperse
el proceder siguiente hacia el abismo.

Repite, a pesar de la resonancia
de ecos estudiados y difusos
que la fe encuentra el camino.

Se sumerge para siempre
en la calma consciente 
de no saber el mañana
desconocedor de los futuros
preparado para el abandono
acaparando egoísmo.

Se prepara para dejar huir la suerte
el destino probable de su memoria
entreteniendo el cambio
prometiendo la desidia
mientras los cristales se rompen
estallan los rostros mortecinos
arrugándose los labios sin besarse
despedazando el coraje de los cuerpos sin medida.

Avanza así, donde los horizontes
dispuesto a nada más de lo mismo
trenzando la conciencia de saberse
con el punto frágil de decirse
mientras se permite andar
simplemente andar
ausente a ninguno de los nadies.

--------------------------------------------

Ferran Garrigues Insa

lunes, 1 de junio de 2015

He estado fuera.

Una foto publicada por Ferran Garrigues (@ferrangarrigues) el

Lo siento, perdona 
no contesto a las inmediatas llamadas de atención
ni me encontrarás en el lugar preciso
nunca más
perdona
he pasado de largo
en un giro inesperado 
he decidido volver hacia esa otra calle
donde uno cree que no llega a ninguna parte.

Camino hacia atrás
paso a paso
saboreo el olvido de la totalidad
y desaparecéis uno a uno
gotas de pasado dormidas en la piel
levantando el vuelo
dejando solo
escamas de insecto
en el residuo que limpio
frotando ligero esta comisura
que olvidó respetarse
fingiendo que os recuerda.

-------------------------------------

Ferran Garrigues Insa

Unicornio.

Una foto publicada por Ferran Garrigues (@ferrangarrigues) el


Cuando batir las alas no es suficiente
para espantar al unicornio.

Y los cuentos siempre te pierden
en la última página
corres por el bosque
linda mujercita de rojo
imaginando tus alas 
huyes no del lobo
del cuerno enhiesto y curvo
del perfecto unicornio.

Ahora eres capaz de tocarte
el flujo que recorre heridas tus rodillas
tomas aliento
dulce niña que el depredador mastica
pero escapas del misterio
a pesar que lo cabalgaste antes
lo domaste siempre
prefieres el final perfecto
la espera de los cazadores
que no han de llegar.

Bates tus plumas escarlata
salpicando el mundo
la blanca piel del místico animal
no se contagia de tu llamarada
es capaz de esquivarte
aunque trote cerca
y te rodee 
haciéndote creer en su revelación.

Los cuentos siempre te pierden
el diente te contenta
la estela desaparece
el cuerno que jamás tocaste
tiembla en un destello
dejándote caer.

Y sueñas despierta
con galopar de nuevo
sosteniendo entre tus piernas
el sol desnudo
hecho de luz.

-------------------------------------

Ferran Garrigues Insa

Prodigio.

Una foto publicada por Ferran Garrigues (@ferrangarrigues) el

En el sueño
escribo una escalera
y subo
hasta la puerta cerrada
para quedarme esperando
la voz que nunca regresa.

Como preámbulo
no tejo las palabras
para endulzarte el verso
ni te beso en los recodos
de cada memoria 
de una calle apartada.

El silencio de la soledad es todo
y no nos queda otra
que mirarnos los rostros impasibles
en las estancias de los rudimentos internautas
rasgamos los versos
de mentalidades repentinas
buscando, olisqueando a la zaga 
de un remedio incongruente.

En el sueño
escribo demasiadas mentiras
hay muerte en cada línea que nadie lee
sedimentos de fractura insalvable
donde no queda poesía positiva
encerrado en esta nimiedad 
no me exalto
no me rebelo
entiendo que me pudro
de fuera a dentro
de dentro a fuera
extinguiendo este fuego
que no puedo compartir.

----------------------------------------

Ferran Garrigues Insa