lunes, 22 de junio de 2015

El grillo.


Los dedos y el grillo
son una conjunción cristalizada de la infancia
que sigue atrapada
gritando 
en el pliegue de la arruga.

El terror de los saltos 
el miedo perpetuo de los seres
salvaguardando su chispa.

Pero el gigante es manso
toda su preocupación es evitar dolor 
sin temor a perder nada
sin dar explicaciones a los hombres
sobre la importancia de salvar a un insecto.

Los dedos y el grillo
son la imagen de una paz perturbadora
de una concepción que atesoras
debajo de la gran estrategia.

Alguien seguirá preocupado
por mantener una conversación contigo
por alcanzar el alma 
o el lugar que oculta el retorno de tus palabras
te increpará todo el tiempo
querrá descubrirte sin paciencia
en la inmediatez del encuentro fortuito
no sabrá abrir las palmas
para resguardar los miedos
ni besar la frente en el momento perfecto
solo querrá quererte por encima de ti mismo
que es justo la línea que queda por debajo de su ombligo.

Y mientras tanto
la felicidad llega sin encontrarla
en un latido de conciencia
en una voz matriz de lo dormido
que viene a despertarte
así, sin más.

--------------------------------

Ferran Garrigues Insa

No hay comentarios: