jueves, 28 de enero de 2016

Abismo.

Una foto publicada por Ferran Garrigues (@ferrangarrigues) el

No encuentres nunca el modo de habitarte
no despidas el barullo en los confines 
ni acates la norma de los centros
no repudies el órgano primario
ni condenes la farsa de tus besos
no encuentres nunca el tiempo del olvido
no fractures la voluntad de irte
nunca escapes tu condición hecha viaje
no bailes con miedo, ni con vergüenza 
báilalo todo con la misma furia
mira a los ojos del cobarde
tiende la mano para que venga
para que cruce el espacio
que cree que os separa
amplía lo diverso
funde la distancia
defiende que no es el sexo
ni la voz
ni la forma
ni sus múltiples océanos
lo que nos muele
desata el huracán de las pasiones
desata la bondad
el abrazo
desata el verbo
de su condición afónica
perturba el sueño de los fieles
acopia el amianto para los fuegos fatuos 
acumula paja para el rayo
resúmete perdido
decídete perdido
acúnate perdido
invócate perdido
nunca encuentres la forma de habituarte
no te quedes en la siesta
que queda mucho por hacer
y nadie va a venir a despertarte
porque todos quieren
vivir los sueños sin compartirlos
eso, no eres tú
ese, no es tu camino
porque nunca sueñas
porque tú eres el sueño
en que navegan todos los abismos.

---------------------------------

Ferran Garrigues Insa

Camino.

Una foto publicada por Ferran Garrigues (@ferrangarrigues) el

Ellos que no se decepcionan nunca
y nosotros, nosotros que pensamos tanto
que nos desalmamos enseguida
que no tenemos hijos según las leyes del matrimonio
ellos, ellos no se decepcionan ante nada
pero nosotros, ah, nosotros
no subimos al púlpito
porque conocemos el valor del silencio
ah, pero nosotros
tendremos que hablar un día
tendremos que dejar de decepcionarnos
y bailar en el borde del abismo
para que dejen de creer en sus ídolos
para fragmentar sus sueños
para devolverlos de golpe al mundo
que tanto los necesita.

--------------------------------------

Ferran Garrigues Insa

Lo invisible.

Una foto publicada por Ferran Garrigues (@ferrangarrigues) el

Hay un espacio que ya me sangra la comisura
un día de promesas que no podréis cumplir
borbotones de palabras y frases dichas
en unas fechas que parecen ofrecer otra oportunidad
rememoro con esto cada uno de los prólogos
a los que fuimos adscritos y recuerdo
que existen veredas donde no se navega nunca
lugares a los que uno no se acerca
por mucho que le cuenten mil historias
y aunque participe del atroz acopio de sensaciones
y busque incansable un cambio que no llega
siga en su trasfondo, una verdad y un abismo
hechos de un trazado visible a los ojos de nadie.

-------------------------------------------

Ferran Garrigues Insa

Dejadles ir.

Una foto publicada por Ferran Garrigues (@ferrangarrigues) el

Dejad que la gente muera
que la gente descanse
que no existan en vuestros pensamientos
dejadlos ir
mientras caen las cortinas
de una realidad que sesgaban sus voces
dejad que desaparezcan
que tomen el silencio
para sentiros solos
aunque queráis ser plañideras
y os juntéis a los que también lloran
a los que temen la partida
a los que caen sin haber hablado nunca
a los que votan siempre sí
sea el partido que sea
a los que no votan
a los que meten lonchas de chorizo en vez de papeletas
a los que prefieren la sangre de la guerra
a dejar de usar armas para repensarse
a los que pacen
como ovejas troqueladas
a esos también hemos pertenecido a veces
a veces hemos gritado consignas que pensamos ciertas
a veces hemos vuelto del revés nuestra alacena
nos hemos encontrado sin reservas y sin bocado
pero hemos gritado consignas que no eran nuestras
nunca la voz partió de nosotros
dejad que la gente muera
que cuando muera se nos llevará a todos
que todos somos la gente muerta
que la muerte engaña en su juego
pero juega a jugarnos
durante un precioso tiempo
donde no nos llora nadie.

--------------------------------------------

Ferran Garrigues Insa

El asco.

Si quedaran lágrimas posibles
en la aurora trepanada
donde los niños se despeñan
no volvería a reír nadie
ni a proferir miseria
asfixiándose el corazón
con el ansia de que ninguno repita
el cobarde acto atávico
de satisfacerse el deseo
en la intocable piel de la infancia.

Cuantos cuchillos afilados
con la paciencia de un cirujano
deberían acariciar lentamente
el coraje de los perversos
en esta hora de nanas
que ya no harán dormir
una sombra niña, arrancada del futuro.

-------------------------------------

Ferran Garrigues Insa