jueves, 3 de marzo de 2016

Confieso


A saber, que soy un dramaturgo confeso
he hilo mediante este cuerpo fatuo 
todas las posibilidades del alma convenida
a saber, que la carne se convertirá en amante
que el pasmo que aturde cada caricia
será residuo de lo que venga
a saber, que no hay cieno que no duela
despedida que no desarme
pero la raíz de la desdicha
no la lances, no la separes
mantén el dolor propicio de cada una de las letras
que vendrá tu sueño primigenio
donde todo lo que ansiabas controlar se deduce
a saber, que no serás única
ni vendrá nadie a sepultarte
flores de papel y hojas de plástico
este es un altar posible
bajo el almíbar extra condimentado
que sirves a los que amas
o dices amar.

A saber, que repito versos como salmos
porque hay una línea entre caricia y escudo
deshilacho Prometeo el sesgo de la rabia
y entrego el ansia famélica presa del fuego
a saber, que baten las alas el espacio polvo
cuyas mareas ignotas no te seducen
a saber que la molienda no es perfecta
las redes no se tejen con desaires
el amor no se roba ni se asalta.

A saber, a sabiendas de sabihondo 
a saber, de todas las palabras
a saber, qué voz permiten
las habitaciones turbias sin alimento
a saber que nunca te quise
a saber que no te quiero
y no es a falta de rigor 
especulador
cinético
magnífico
corolario orgásmico
a saber que la pesadilla 
que finges en tu cuidado
volverá a recoger las migajas
de la siembra.

A saber, que soy un magnífico engendro demoníaco
un poeta no poeta odiado por los poetas
será la voz, su tanteo matemático
el conocimiento de esta prevaricación posada
será la medida de lo extenso
la presión de lo íntimo
el sesgo de lo frágil
esta riqueza de silencio
que seduce el fin 
de la gran estrategia de mi mismo.

-----------------------------------------

Ferran Garrigues Insa

No hay comentarios: