jueves, 21 de abril de 2016

Secreterio.


There is a secret. 

When someone waits to see your worst 
and then they say: I knew it. 

What they don't know,
is that you showed them 
what they needed to see to move on.

Todos nos temían
mientras la espera
transfigurándonos
en inalcanzables moradas
hallaba su destino.

Todos nos huían
cuando mostrábamos el filo
y hurgábamos el miedo
con más pureza
con mayor intensidad.

Habíamos aprendido a doler
tan bien
tan hondo
que la piel de la sencillez
caía como ceniza
en los suelos limpios
de toda relación aséptica.

Éramos tan precisos con el escalpelo
que podíamos separarnos a voluntad
de cualquier amante
en un segundo
no estar
no ser
desaparecernos.

Todos nos temían, es cierto
notaban esa tensión protocolaria
que habita en nosotros
y nos seduce a regresarnos
a un origen de insobornable pureza.

Y qué inalcanzables éramos entonces
cuando nos relevaban los sueños de esta responsabilidad
viajando tan conscientes de nuestra estrategia
aplacábamos el enamoramiento 
para sembrar un atisbo de infinito
nos escurríamos con esa facultad melosa
pero dejando una huella de permanencia 
tras habernos hecho invisibles hace tanto
y volver a nuestro espacio sin protocolos
donde reír, reír siempre, todo el amor que nos regresa
después de nuestro radical infanticidio hacia la vida.

----------------------------------------------------

Ferran Garrigues Insa

No hay comentarios: