martes, 31 de mayo de 2016

Murmurada

Murmullo
de tu risa
entrelazado
en comisuras
extranjeras
susurra el nombre
que no puedes olvidar
es un rostro
nunca pasajero
de un futuro
veritable
lejos 
de los seguros
abrazos
cadavéricos
que te rodean
si
leales
si
con un amor
no desmedido
sino 
ajustado 
al detalle
mediante
ecuaciones matemáticas.

Murmullo de tu risa
debajo de los puentes
donde besabas 
desde el principio
antes de tocarnos.

Murmullo
de las aguas
ausentes 
constantes
formando remolinos
mientras desapareces.

Murmullo
quizás 
ahora
cuando
entiendas
porque 
no te quedaste.

------------------------------------------

Ferran Garrigues Insa

Pequeñas crisis.

Esta habitación sin cielo
que se deshace 
entre los planes del adiós
y las prioridades del ahora
parece levitar sobre el mundo
mientras una espiral 
toma el relevo y deja un espacio
donde los otros se alejan
y el aire entra en tromba 
repentino
formando tornados
en esta media espera
se nos acoraza la muerte en el pecho
y tosemos mientras escribimos
y aprendemos a saber que no somos poetas
no somos ninguno
no somos nadie
y nadie nos deja ser nada.

Parece una desgracia 
pero no lo es
no lo es en absoluto.

Hemos sobrevivido antes a muchas noches como esta.

----------------------------------------------

Ferran Garrigues Insa

sábado, 28 de mayo de 2016

Lo de nadie.

Pensamos que lo nuestro 
cuando las larvas resuenen
no sería igual que lo de nadie
ni la persistente coloración de la ceniza
amontonándose en las calaveras
podría siquiera parecerse a nada
pues imaginamos una frontera
de colores invisibles
a modo de cuero.

Pensamos que lo nuestro
querida 
hecha de espacio y distancia
no sería lo mismo
no nos entregaría las mismas cosas
sino que la dicha 
lanzada a voluntad
lanzada hacia lo alto
sería otro algo más
que volaría siempre lejos
sin caer a nuestros pies
como una bomba masiva
hecha de recortes.

Pensamos y nos abatimos
porque la risa cruel
el entretenimiento perpetuo
la colocación precisa 
del gesto y de la verdad
no se dan entre nosotros
y no todo es tan bueno
y no todo es tan malo
quizás forzamos esta apariencia
y no es delirio decirnos 
hasta siempre
si con ello 
cabe la posibilidad de sobrevivir.

Pensamos que la vida era otra cosa
que estaba hecha de lo que quisiéramos
pensamos que la vida era otro fermento
estaba hecha de diferente pasta
que no podía deshacerse
pensamos demasiado 
e hicimos menos
esperando un contraste
en las alacenas del miedo
donde se guardan los trastos
que impiden caminar.

-----------------------------------------------

Ferran Garrigues Insa

jueves, 26 de mayo de 2016

Demasiado humanos.

Humanos, se hacen llamar humanos
y se condecoran todo el tiempo
con cosas que son propias 
de ellos mismos
como si una vaca
se pusiera una medalla 
por tener cuernos
dar leche
alimentar a sus crías
pacer en la hierba.

Humanos, se hacen llamar humanos
condenan a los que no son como ellos
a morir una vida que a los suyos también destinan a vivir
se proclaman tan a la ligera
que inventaron el adjetivo 
para poder adornarse
cada detalle, una definición
y otra y otra
(y luego se extrañan de tener problemas)
acusan a su dios
también de esto
y de no proporcionarles la felicidad
que es algo que arrebatan a la tierra
o a los otros
sean quienes sean.

Humanos, se hacen llamar humanos
y dicen que la humanidad es su mejor baza
y sigo sin entender que quieren decir con esto
porque no sé en qué grado
debo diagnosticar humanidad en un humano
porque no es simplemente humano
y no se ve como la supuesta humanidad 
de la que hace gala su especie
le inunda y le explota por los ojos
como un torrente 
como le pasa a la mayoría de los que no comparten
este apodo tan distanciador.

Humanos, se hacen llamar humanos
ellos mismos, su tribu
su sociedad avasalladora
donde existe la propiedad
donde temen lo humano 
sin importar su procedencia
humanos, se hacen llamar
aunque a veces lo olvidan
y sin saber porque
las cosas tienden a resolverse
con pasmosa facilidad.

------------------------------------------------

Ferran Garrigues Insa

miércoles, 18 de mayo de 2016

Hay gente.



Hay gente para siempre y gente para un rato
(siento ser yo quien os descubra así el pastel)
gente que no sabe o que no quiere dejar de buscarte
hay gente para todo en esta vida tan corta
y gente que se despereza escribiendo el veneno
que no supieron convertir en amor
y pasar de largo y dejarnos en la cuneta
que es el lugar donde alguna vez debimos estar
porque también nosotros somos a veces para un momento.


Cuesta decidir quienes se van
pero nunca cuesta con los que se quedan
hay algunos que saben
sí, lo saben con certeza
aprenden a apuntar desde pequeños
las cosas importantes
y son azules como el rayo
como una mancha en el ojo
son permanentes e inevitables
y nos inundan de calor
en el peor de los inviernos.

Hay otros a los que les abrimos la puerta
estamos ansiosos por que partan
que se abalancen
a una nueva aventura
y que no cuenten con nosotros
incluso hay veces que perderse en la selva
sin nadie cerca
sienta demasiado bien
o demasiado mal
para los que siguen ladrando
en los recodos de un camino
que dejamos tiempo atrás.

Hay gente para siempre y gente para un rato
aunque algunos no lo crean
y quieran seguir diciendo que fuiste su gran error
acomodándose en el insulto
la ironía
el doloroso embuste de tenerte como amigo
hay gente, el mundo está lleno de ellos
algunos son personas
otros somos un proceso
siempre estamos en proceso
y hay quien cree que somos en algo distintos
innombrables
o imborrables
les sienta muy mal que les abandonemos
nos sienta tan bien que nos abandonen
aunque los amemos de cabo a rabo
de nuca a oreja
de pie a clavícula
de corazón a pecho
y a sexo y a dulzura
y a poema
y a letras
y a libros robados
y a cenas preparadas con supuesto amor.

Hay gente, ay, que se cree que gira el universo
cuando el universo les gira a ellos
y los marea y los insufla con una condescendencia letal
de la que hay que escapar rápidamente.

Hay gente que nunca entiende porque no se queda
y porque hay otros, que saben acurrucarnos
en el centro de su ombligo
para no sacarnos nunca de allí
pase lo que pase.

---------------------------------------------------

Ferran Garrigues Insa

lunes, 16 de mayo de 2016

Encuentro 30-39.



Habrá que cruzarse el espacio
 flechas estallando al entrechocarse
trueno y simiente
despertando unísonas.

No necesito excusas para quedarme contigo
incluso que puedas volar
me es insuficiente
no necesito excusas, ni justificantes
ni mejoras de chasis de última profecía
no, y digo no, porque me bastas
quien diga lo contrario
puede seguir su camino
pues la ceguera le come no solo las cuencas
sino el creciente agujero de su espalda.

No, lo cierto es
que puedo imaginarme el mundo 
sin estar juntos
saber que un día tu
otro yo
desapareceremos 
dejando un sabor invencible
en un solo paladar:

El nuestro.

No, no es que no quiera pensar en ello
es que lo pienso
de una a otra orilla
mientras recorre el tiempo
un día entero para volver y alejarnos
volviéndome poeta de repente
porque que otra cosa 
podría hacer para contar esto
que pasa cuando menos quieres
que quieres cuando más se escapa
trazando una rutina de lo propio.

No, la verdad, es que no tengo excusas 
para quedarme contigo
ni tengo alguna siquiera
vestida de domingo
de mañana 
de boda
de celebración popular venida a menos
no tengo, por no tener 
no tengo abuela
ni me agota contar hasta el último misterio
que produces
poco a poco
parca
distante
profunda
lanza
horadando sin piedad las piedras
bajando el torrente 
dibujando los cauces
previniendo el dolor.

No, tanto no, no tanto
se nos ha escapado en los detalles
que parece que no estemos 
estando tanto, estando todo.

¡Qué tontos, qué felices tontos!

Perdidos entre madrugadas y noches
buscándonos, encontrándonos
asustándonos, volándonos
salvándonos, auyentándonos
creando la fuerza
volviendo a la calma
cercando la línea de cruce
para saltarnos las normas
de la desconfianza.

No, es cierto que no
las excusas
hace mucho 
que se acabaron
en los pasillos terribles
en los que los limones sanaban la sed
las manos se sostenían solo sobre dos dedos
los cuerpos se mordían sin piedad
y el sexo era símbolo
de esta irreflexiva promiscuidad
de la que participamos
solos, ausentes al peligro
sedados y domésticos
así, sin más.

----------------------------------------------------

Ferran Garrigues Insa

Lo nuestro.



No sé si entender el para siempre
forma parte de esta espera hecha de distancia
si lo que de nosotros quede
abarca lo que nos da sentido
y si las cosas importantes
son suficientes, graves y suficientes
para seguir el camino que traza esta aventura.

No sé si decirte tanto
lo que en imágenes se construye y se abalanza
dejando el roto compás de memorias 
servirá de algo o servirá de todo
y trenzándose como pueda
entre las duras formaciones de este edificio
nos permitirá volar
una vez los cimientos tomen certeza
se asiente la vida en cada peldaño
nos nutra la luz
de algo vecino al Sol
pero más permanente.

No sé, quizás, hayamos excedido la regla
roto el concepto precioso y amargo
de ser amigos, amantes, tesoros
pudiendo haber jugado a tantas cosas
para dedicarnos el último minuto
a llorar desconsolados
por algo que nunca sucede
que sucede siempre
como una tremenda repetición.

No sé, que sé demasiado
que parece que no sepa
que no sé y no sé tanto
ni tanto sé, ni quiera
por esto de contarte
las finas hebras
los sueños atados a las turbinas
de aviones de los que dependeremos
mientras nos devoren los rostros
todos los presentes
que no saben nada de lo nuestro.

------------------------------------------------------

Ferran Garrigues Insa

domingo, 15 de mayo de 2016

El poder.

Agrego el miedo
espolvoreado sobre la conciencia
les implanto una palabra
en los noticiarios
a modo de cocinero precavido
para asaltar el futuro.

Agrego el terror
el absurdo terror a desaparecer de los nacidos
durante las comidas
a las horas justas 
donde están todos sentados
en esta evangélica congregación moderna
de pantallas y proteínas
de cuerpo atléticos
poco preparados 
para sobrevivir a la dialéctica.

Agrego la bondad
la ilusión de bondad
para que parezca que lo que digo
que contiene palabras como genocidio
escondidas de forma breve
entre los recovecos de mis afirmaciones
no sea tan grave en apariencia
porque tengo claro lo que digo
para qué lo digo
y hasta dónde quiero llegar.

Agrego salpicaduras de religión
justos proverbios
taumaturgias variadas
para entremezclarme en lo cotidiano
y me repito 
cada segundo de cada minuto de cada hora
tantas veces como sea necesario
ya sea en los soportes tecnológicos
que aferras a tu mano
que introduces en tu oído
que viertes en tus ojos
me repito hasta volverme humo
y dejarte un aroma
una memoria que parece no doler
un quiste mínimo
pequeño cáncer para tu verdad.

Agrego que el tiempo pasa 
así, deliberado
que las cosas no duran
que la costumbre es sabia
o es simple costumbre
y que atenaza a las personas 
las vuelve estúpidas
porque la felicidad es tonta
tonta de cabo a rabo
y se conforma con menos
de lo que aparenta.

Agrego la espera
diligente
inevitable
de una voz que me viene
y la justifico
y justifico esta psicosis
para contentar a la multitud
y los atrapo en la red
donde solo se es libre
bajo el mandato
a modo predilecto
de esta pervertida construcción.

---------------------------------------------------

Ferran Garrigues Insa 

miércoles, 11 de mayo de 2016

Paisaje crítico.

Horizontal
encuentro
conmigo
lineal
paisaje
crítico
funda
imperios
deshoja
vientres
moldea
cimas
donde
caer.

Horizontal
perímetro
compartido
senda
río
escarpia
azote
viralidad
todo
pasa
atravesándonos
últimos
hijos
apartados
iracundos
arrojándonos
al mar.

Horizontal
donde no remedio ninguna de las promesas
ni nos asalta la inquietud de mejorarnos
en su estudio inmóvil
serpentina sexualidad amorfa
nos convierte en curvaturas
sin espalda y sin lema
solo amables hasta el entreacto.

Horizontal
creciente cometa lanzado al rumbo
hasta los límites materiales e infinitos 
de un cuadrilátero de espuma descompuesta
abarrotada de gemidos
depurada técnica amatoria
rescoldos y escollos
para que no pase el amor
a ningún sitio
no se quede en los corales
ahogado 
envuelto su cabello
la tersura de sus veredas
no, que no se quede
y lo amarren las corrientes
hacia otros océanos
donde la calma sea propensa
a inundar costas y corajes.

Horizontal
nosotros
horizontales
horizontes
en plena descomposición
de un doloroso sistema de ausencias
de esbozos de simbiosis 
de mudanzas
donde es tan frágil despertar
donde es tan complejo soñarse
para restaurar la fe
en su semilla.

Horizontal
imposible escorzo
temblorosa alambrada
que nos teje la frontera
nos anida el centro
para que no sea tomado
nos atraviese y se desgarre
cualquier ave 
con la buena nueva
se deje el mensaje
presa de sus patas
herida de muerte
en otra orilla
mucho más amable 
que la nuestra.

Horizontal
hemos sido todo
en su línea intrascendente
en la imposibilidad de levantarnos
salir de su gravedad
hacer otra cosa
marcar una grave diferencia.

Horizontal
absortos en lo nuestro
con nuestras conciencias verticales
tan nauseabundas.

-----------------------------------------

Ferran Garrigues Insa

Pasaje anulado.

Es este lugar, donde alcanzan su máximo artificio
las moratorias de tus dedos en el aire
trazando elementales sortilegios, para escapar el instante
y no encontrarte rodeado de luciérnagas
con el gesto primerizo que la infancia acoge
en este espacio sacro de invisible tumulto
donde parece que las voces proveen
inagotables promesas
en los oídos desacostumbrados
de estas pieles abandonadas a su suerte.

En su galimatías se excusa la desobediencia
en su entreacto se fecunda la profanación de los métodos
en su teatro se contamina cada decisión tomada
cada revelación recompuesta
cada fidelidad extinta
cada reflejo fatal
donde los residuos nos contentan
las rescatadas memorias son despojo
nos cae la tristeza en el adentro
se nos escapa la verdad 
en su miserable intento de volar
nosotros dejamos de vernos 
nos subyace el acero
en los órganos 
vueltos ceniza y cera
nos traspasa la ecuación
su imagen
convierte los poemas
en un indescriptible pastel
imposible de digerir.

Es este lugar
en donde medra el símbolo
recuperan a fuerza de reproducirse
golpes y galopes
recovecos de la inutilidad dialéctica
con una finalidad autodestructiva
fruto de su naturaleza 
y de su riesgo.

Y yo que he llegado hasta aquí acompañándote
tendiendo la mano con una amistad supuesta
dejando la vida pasar en este retablo lumínico
en este cuadro adaptable a tus necesidades litúrgicas
no tengo ninguna respuesta que dar
pero cientos de preguntas que proponer
quédate conmigo
este pequeño devaneo
esta mínima adecuación a otro modo
quédate cerca
escuchando estas letras sin sentido
estos eriales de pulcra construcción 
estos vacíos 
que de una a otra orilla 
confinan un océano de nadie
un tiempo propio
un ritmo infinito
que solo quiere existir.

Es este lugar 
donde hemos caído
destartalados soliloquios
extasiados por la ecuación
desde ninguna parte
hacia ningún sitio
solo pasando el rato
aquí
juntos
una vez más.

---------------------------------------------

Ferran Garrigues Insa

No poder es poder.

Una foto publicada por FGI (@fegarrig) el

A veces no se puede
aunque pongas la mano en el fuego
y resistas
resistas tanto
a veces 
no se puede
no te dejan
no eres suficiente
a veces es que todo es demasiado
parece que no sea verdad
pero es cierto
las leyes se curvan
la física toma el cariz de la fe
desapercibidos
somos desapercibidos
y parece que nada valga
ninguna palabra se asienta
los brazos cuelgan
luengos y tranquilos
sin abrazarse a nadie
la lengua se espesa
para no decir nada
y nada es lo único que nos queda
detrás de la garganta.

A veces no se puede
y es que ni el amianto
detiene la fisura de este fuego
a veces es volcán
polvareda, humo
desaprensivo elemento
que viene a sofocarnos
extintor de la voz
aplacador de emociones
mantenedor de la costumbre
que complicado parece 
regresar al punto de encuentro
un laberinto de hojas pegadas
de frases interrumpidas
y es que rivalizar así
a las bravas
con las tormentas
es lo que tiene.

A veces no se puede
y parece que no se pueda ya nunca
la piel, desgaste, promete
pero nunca llega
no llega suficiente
desconectados
sin ápice de energía
somos los muertos
los que se querían
antes de ayer
pero hoy dudan
y es que así es difícil
edificar con arena seca
es cuestión de apilar granitos
a merced de un soplido
o un paso casual de una mosca
esto es así, pasa a veces
nos somete una especie de aprendizaje
al que preferiríamos resistir
pero no se puede
a veces, de tanto intentarlo
uno piensa que no hay más
que hay que dejarse.

A veces no se puede
no se puede decir nunca
que no se puede
o eso nos decían aquellos
que se habían dejado llevar
tranquilos
poco a poco
tan viejitos 
hacia la mansedumbre.

---------------------------------------

Ferran Garrigues Insa

martes, 10 de mayo de 2016

Puerta.

Se cierra la puerta
porque tu abasto es láguido y mortuorio
pasajero de los entretiempos
te desvistes con la facilidad del vínculo
cuando no hay aurora donde mirar
esperas el golpe simétrico
el escupitajo
cáliz de salvación
para el esperpento.

Se escucha subir la marea
y tú
a pesar del preámbulo
sigues queriendo apuntalar 
una nota vacía de sentido
un movimiento cárnico
que son garras deseando ser caricia
y no tenemos ya espacio
donde suceder
porque nunca sucedimos
cómo decirte que puedo estar ausente
miles de kilómetros lejos de tu sexo
mientras este cuerpo autónomo
se nutre de su veneno
pero no te has dado cuenta
que nunca empezamos 
nunca fuimos siquiera el preámbulo
aunque los niños se lo pasaran en grande
bajo las líbidos premiadas
con orgasmos de facsímil.

Se cierra la puerta, porque es necesario
que te agarres a otra ficción
repases el ritual con otro desgraciado
que no tenga nada mejor que hacer
que quererte
vete, vete a un convento
cásate con un tonto
Ofelia maldita Ofelia
que pasatiempo terrible 
que doloroso impacto el nuestro
en esta absorta dramaturgia
que no lleva a ningún lugar.

------------------------------------------------------

Ferran Garrigues Insa

Levantarse y caer.

Levantarse en el precipicio de las cosas
cuando la bruma juzga 
si caer hacia el vacío
es siquiera caer
nos cruzamos en esa línea
tú bien lo sabes
que nos cruzamos.

Dicho
hasta luego
abrazo
golpecito en la espalda
algunos consejos sobre el amor
al menos te despediste 
de esa manera probabilista
en la que la vida trata el adiós
porque nunca se sabe.

No sé si cada vez que eso pasa
tomar responsabilidad de vivirse
hasta el límite
rompiendo cualquier acomodo
es algo que pueda adjetivar
no sé si no haber recogido
los trozos esparcidos del cuerpo
y pasar sobre las ruedas
el bullicio de ojos 
atrapados en tu acción
hizo algo en mí
que otra cosa no hiciera.

Acostarse en el preámbulo del sueño
saber que despertar es una alternativa
estar dispuesto a morir 
cada vez, cada vez
con esta cotidianidad 
de la misma manera
en que parten 
las bestias 
cuando llega su momento.

Convertir los poemas desde entonces
en un manifiesto dotado de reflexión
en un intento por devolverte
por traerte conmigo
mientras la memoria escapista
teje su red de olvido
y aleja toda consideración
desdibujando la fábula
donde pudimos ser otra cosa
entendernos así
como algunas veces sucede
en nuestra crítica soledad.

----------------------------------------------

Ferran Garrigues Insa

Vivos o muertos, estemos.

Que estemos muertos
es una afirmación consciente
capaz de sobrellevar este preludio
que estamos provistos de cadáver
y los bolsillos llenos de ceniza
para dejar una aurora de líneas
en el entreacto fronterizo de nuestra presencia.

Que estemos momificados
en el adentro
hechos de espuma
rellenos de simiente
aberrantes soñadores de humo
aspiradores de hambre
repartidores de ritual.

Que estemos dormidos
y que cerramos los ojos
fuerte, fuerte como candados
sin llave y sin cerrojo
que nos asusta abrirlos
ni la mínima rendija nos salva
mientras el cuerpo se revela y piensa 
en desintoxicarse de todas las palabras hacia atrás
mientras los lúcidos
toman a gritos las calles
nuestros cuerpos
también van con ellos
en una espiral
donde el dolor resume
la pausa entre tú y yo.

Que estemos rotos
las costillas
ahí nada se sustenta
el equilibrio
es una ficción
que se recrea
mientras siento
este pinchazo extendido
bajo la piel
en los huesos
cómo transgrede
cómo se clava
cómo deja el erial
a la intemperie
helado, el ojo
se cierra y vive
un día más
para ver
el resultado de las apuestas
el último descanso
antes de poder retornar
a caminar despacio
el borde de la red.

Que no tenga sentido
ninguno ni nadie
tenga el valor
de revelar que verdad nos antoja
que mentira nos rescata
que último rescoldo
prentedemos aferrar
para que restalle el odio
para que venga el tiempo de repararlo
para que nos carguen de materia
y volvamos a volver.

Que estemos muertos
y nos vence
esta propiedad repleta de constancia
la incomprensible narrativa
de todos los pensamientos unísonos
de todas las bocas que migran
a todos los cuerpos que desgarran.

Que estemos muertos
pero estamos tan vivos
para hacer cualquier cosa
que nos venga en gana
y todo lo demás
como escribir esto
y llamarlo, sin una pizca de creatividad, poesía.

------------------------------------------

Ferran Garrigues Insa