lunes, 16 de mayo de 2016

Encuentro 30-39.



Habrá que cruzarse el espacio
 flechas estallando al entrechocarse
trueno y simiente
despertando unísonas.

No necesito excusas para quedarme contigo
incluso que puedas volar
me es insuficiente
no necesito excusas, ni justificantes
ni mejoras de chasis de última profecía
no, y digo no, porque me bastas
quien diga lo contrario
puede seguir su camino
pues la ceguera le come no solo las cuencas
sino el creciente agujero de su espalda.

No, lo cierto es
que puedo imaginarme el mundo 
sin estar juntos
saber que un día tu
otro yo
desapareceremos 
dejando un sabor invencible
en un solo paladar:

El nuestro.

No, no es que no quiera pensar en ello
es que lo pienso
de una a otra orilla
mientras recorre el tiempo
un día entero para volver y alejarnos
volviéndome poeta de repente
porque que otra cosa 
podría hacer para contar esto
que pasa cuando menos quieres
que quieres cuando más se escapa
trazando una rutina de lo propio.

No, la verdad, es que no tengo excusas 
para quedarme contigo
ni tengo alguna siquiera
vestida de domingo
de mañana 
de boda
de celebración popular venida a menos
no tengo, por no tener 
no tengo abuela
ni me agota contar hasta el último misterio
que produces
poco a poco
parca
distante
profunda
lanza
horadando sin piedad las piedras
bajando el torrente 
dibujando los cauces
previniendo el dolor.

No, tanto no, no tanto
se nos ha escapado en los detalles
que parece que no estemos 
estando tanto, estando todo.

¡Qué tontos, qué felices tontos!

Perdidos entre madrugadas y noches
buscándonos, encontrándonos
asustándonos, volándonos
salvándonos, auyentándonos
creando la fuerza
volviendo a la calma
cercando la línea de cruce
para saltarnos las normas
de la desconfianza.

No, es cierto que no
las excusas
hace mucho 
que se acabaron
en los pasillos terribles
en los que los limones sanaban la sed
las manos se sostenían solo sobre dos dedos
los cuerpos se mordían sin piedad
y el sexo era símbolo
de esta irreflexiva promiscuidad
de la que participamos
solos, ausentes al peligro
sedados y domésticos
así, sin más.

----------------------------------------------------

Ferran Garrigues Insa

No hay comentarios: