miércoles, 18 de mayo de 2016

Hay gente.



Hay gente para siempre y gente para un rato
(siento ser yo quien os descubra así el pastel)
gente que no sabe o que no quiere dejar de buscarte
hay gente para todo en esta vida tan corta
y gente que se despereza escribiendo el veneno
que no supieron convertir en amor
y pasar de largo y dejarnos en la cuneta
que es el lugar donde alguna vez debimos estar
porque también nosotros somos a veces para un momento.


Cuesta decidir quienes se van
pero nunca cuesta con los que se quedan
hay algunos que saben
sí, lo saben con certeza
aprenden a apuntar desde pequeños
las cosas importantes
y son azules como el rayo
como una mancha en el ojo
son permanentes e inevitables
y nos inundan de calor
en el peor de los inviernos.

Hay otros a los que les abrimos la puerta
estamos ansiosos por que partan
que se abalancen
a una nueva aventura
y que no cuenten con nosotros
incluso hay veces que perderse en la selva
sin nadie cerca
sienta demasiado bien
o demasiado mal
para los que siguen ladrando
en los recodos de un camino
que dejamos tiempo atrás.

Hay gente para siempre y gente para un rato
aunque algunos no lo crean
y quieran seguir diciendo que fuiste su gran error
acomodándose en el insulto
la ironía
el doloroso embuste de tenerte como amigo
hay gente, el mundo está lleno de ellos
algunos son personas
otros somos un proceso
siempre estamos en proceso
y hay quien cree que somos en algo distintos
innombrables
o imborrables
les sienta muy mal que les abandonemos
nos sienta tan bien que nos abandonen
aunque los amemos de cabo a rabo
de nuca a oreja
de pie a clavícula
de corazón a pecho
y a sexo y a dulzura
y a poema
y a letras
y a libros robados
y a cenas preparadas con supuesto amor.

Hay gente, ay, que se cree que gira el universo
cuando el universo les gira a ellos
y los marea y los insufla con una condescendencia letal
de la que hay que escapar rápidamente.

Hay gente que nunca entiende porque no se queda
y porque hay otros, que saben acurrucarnos
en el centro de su ombligo
para no sacarnos nunca de allí
pase lo que pase.

---------------------------------------------------

Ferran Garrigues Insa

No hay comentarios: