domingo, 1 de mayo de 2016

Lentes.

El pequeño cambio de perspectiva
se traduce sólido
hoy
cuando parece que las tormentas amainan
y la calma oceánica
ha hecho desaparecer las corrientes
en pos de una tregua.

El ojo, oculto en el retorno
ha tomado esta decisión
sin consultarme
se han puesto a trabajar
unísonos
todos los elementos
que ayer eran causa de desastres.

El grano de arena
que se transforma en duna
haciendo caso omiso a su individualidad
la gota que desaparece bajo la tierra
para estallar en el profundo estanque de la calma
este estertor que nos conmueve
dejando lo sólido atrás
lo inamovible.

El ansia de dar otro paso
al borde del precipicio
y otro y otro más
mientras deja de importar existirse
y se abre paso entre el cieno
un vigor indestructible.

El diminuto conmutador
dentro de nosotros
activa engranajes ocultos
maquinarias precisas
motores preciosos
sonidos producto de una migración.

Un bombeo perfecto
nos hace partícipes 
de su redundo
y solo hay que escuchar
su leve vibración
para volver a despertar.

------------------------------------------------

Ferran Garrigues Insa

No hay comentarios: