martes, 10 de mayo de 2016

Puerta.

Se cierra la puerta
porque tu abasto es láguido y mortuorio
pasajero de los entretiempos
te desvistes con la facilidad del vínculo
cuando no hay aurora donde mirar
esperas el golpe simétrico
el escupitajo
cáliz de salvación
para el esperpento.

Se escucha subir la marea
y tú
a pesar del preámbulo
sigues queriendo apuntalar 
una nota vacía de sentido
un movimiento cárnico
que son garras deseando ser caricia
y no tenemos ya espacio
donde suceder
porque nunca sucedimos
cómo decirte que puedo estar ausente
miles de kilómetros lejos de tu sexo
mientras este cuerpo autónomo
se nutre de su veneno
pero no te has dado cuenta
que nunca empezamos 
nunca fuimos siquiera el preámbulo
aunque los niños se lo pasaran en grande
bajo las líbidos premiadas
con orgasmos de facsímil.

Se cierra la puerta, porque es necesario
que te agarres a otra ficción
repases el ritual con otro desgraciado
que no tenga nada mejor que hacer
que quererte
vete, vete a un convento
cásate con un tonto
Ofelia maldita Ofelia
que pasatiempo terrible 
que doloroso impacto el nuestro
en esta absorta dramaturgia
que no lleva a ningún lugar.

------------------------------------------------------

Ferran Garrigues Insa

No hay comentarios: