lunes, 4 de julio de 2016

Haber leído.

Haber leído más
le dices a ti mismo
haber estado más atento
a los pequeños cambios de aire
a las estructuras moleculares del sueño
haberte entregado antes
total, ahora estás viejo
desgastado, poco entrenado
aunque sigues capaz de hacer tantas cosas
que ni siquiera sabes que sabes hacer
haber encontrado el amor
haberte dicho muchas veces
que eras suficiente y bastante 
pero no has sido así
no has sido así para nosotros
y no has parado de culpar al tiempo
a los otros, a tus ataques de ira
a la lucha continuada que reflejan 
heridas profundas que no se tocan
de las que no se debe hablar
haber hecho esto y lo otro
no haber dejado de hacer
por contentar a nadie
por huir una vez o todas las veces
por no quedarte y no salvar el amor
haber decidido lo siguiente
y lo otro, cada bocado 
tener una lista 
un espacio seguro bajo llave
pensar en el otro como una caja de caudales
saber que en sus brazos se encuentra toda la seguridad
haber hecho eso
haber sido así
no haber dejado escapar ninguna oportunidad
aunque las rodillas te dolieran
haber mordido a los hombres y a las mujeres 
en sus entrepiernas jugosas
para seguir adelante
porque este mundo juega contigo
a que seas lo que él quiere que seas
bajo la horma sanguinolenta del dominio
haber leído más 
haber estudiado
haberte convertido 
en el hombre que todos esperaban que fueras
haber sido bueno
justo, condescendiente
capaz de dar siempre una palmada en la espalda
abierto a recibirla
haber elegido muerte
haber decidido todas las cosas buenas
no pasar por ninguna crisis
no ejercitar la bulimia 
ni los estados de psicótico abandono solitario
no ejercitar la violencia contra ti mismo
no contar la verdad
no decir las cosas que son
ni los gritos en las habitaciones vacías de tu casa
ni los arañazos en los lugares 
donde la luz no alcanza
no haber causado dolor a nadie
no haber tomado tu cuerpo como arma arrojadiza
no haber forzado el tacto
o la voz
o las palabras
no haber jugado al juego de la seducción
no ser tú mismo
nunca ser tú mismo
pretender ser todo lo contrario
volver a nacer si es posible
pedir el beneplácito de no volver a equivocarte
esperar el milagro
de pasar por todas las fases de la reencarnación
gusano, serpiente, ave, res, leopardo, mosca tsé tsé
y de vez en cuando un humano lesionado
no entender nada
la verdad es que lo mejor es hacer que no entendemos nada
y dejar que nos justifique cualquier cosa
menos el ámbito personal
escribir todo en tercera persona
lanzar los poemas como si no fueran nuestros
o la voz no estuviera hecha un ovillo entre sus letras
dejarnos caer
someter
forzar
follar
violar
violentar
aceptar
esclavizar
reducir
convertir
mediatizar
dramatizar
producir
contabilizar
recurrir
politizar
radicalizar
pervertir
hasta que no nos quede qué decir
nada que contar
de todo lo que nunca pudimos ser.

-----------------------------------------------------------

Ferran Garrigues Insa

No hay comentarios: