viernes, 26 de agosto de 2016

O-queda-des.

Cuando no queda 
quedamos nosotros
esta mascada protesta
que se nos marca hendida
sin pulso y sin savia
hecha de cadáveres memorizados
rompiéndonos el hueso
desde adentro.

O que da des.

Cuando no queda 
siquiera
el aire hecho de preguntas
la voz difuminada 
espolvoreada al viento
para hacernos menos que susurro
sin ganas de combatir
sin querer ganar
dándonos por vencidos
pasando el rato
aceptando nuestro entierro.

O que da des.

Cuando no queda
no queda
hay que aceptarlo así
haciéndonos el menor daño
mientras se nos cae el  traje
la máscara
la espontaneidad de nuestra caricatura
a veces enamorada
a veces temida
un trapo rastrojo
defendido a saña
contra todos
que ya es hora de abandonar.

O que da des.

Cuando no queda
no quedamos
nada, ser nosotros es nada
ninguno, los ecos de los mismos de siempre
parecen retumbar o retumban
si, retumban
una lápida de temblores 
tambores de un anuncio próspero.

O que da des.

Abandonarnos para siempre
dejarnos en la vereda de la espada
junto a nuestra propia sepultura
el estrépito
la incongruencia
la aceptación
y la suerte.

O que da des.

---------------------------------

Ferran Garrigues Insa

No hay comentarios: