sábado, 24 de diciembre de 2016

Escape oceánico.

Sumo la territorialidad de esta huída
y entrelazo el signo de todos los desastres
mientras vienes a entonar conmigo
el suburbio, la decadencia y el amianto.

Nos observamos críticos hasta la extenuación
y no dejamos pasar ni una suerte de caricia
ni un milímetro de piel
mientras no obtengamos lo preciso.

Se nos acaba la paciencia
esa virtud que parecía interminable
y las ganas y los gestos
se reducen a breves 
momentáneas
pequeñas
aparentes
misantropías ocultas
bajo esta piel espino.

Sumo la voluntad de esta ecuación
y por mucho que añada a los contornos
existe y es irreparable
ese centro agrietado donde pretendemos edificar.

¡Qué polvoriento el erial de nuestro encuentro!

En este escape
que abalanza la pérdida errática
del trashumante que transporto
oculto y tranquilo
en el fondo de mi bolsa.

-------------------------------------------------------

Ferran Garrigues Insa

No hay comentarios: