sábado, 24 de diciembre de 2016

Invisibles cotidianos

Desaparecer mañana, en espiral de humo
mientras esperas esa acción
que forma parte de un sueño
sucedáneo estercolero
de todo pensamiento errático
y te has pensado centro
verdad, virtud, cadáver
territorio salvaje o la suerte
mientras en esta promiscuidad
se regodea un perverso personaje
asentado en su entraña
extendiendo hasta lugares irreconciliables
un rastro oscuro en la verdad
atenazando nuestra voz para promover desastres.

Desaparecer mañana
dejarse caer en el centro de la vida
hasta volverse fluido 
hasta aparentar el ocaso
para que no se noten las despedidas
mantener una paulatina cotidianidad 
con los mismos abrazos
los mismos exactos besos 
el mismo apretón de manos
ese susurro momentáneo en algún lugar del día
la pasión reconvertida desde el tumulto
en una especie de cadencia 
que ha perdido su referente.

Y sumamos complicidad en esto
la mirada dirigida a los dedos de una pantalla
una retención de la grandeza de vivirse
experiencia momentánea 
en mensajes y mensajes
que no saben a nada
que no dicen nada
que se quedan en nada
que parecen todo
hasta que descubrimos este abanico inmenso
del proyecto absurdo en el que nos embarcamos
siendo tan opuestos o tan comunes
como era de esperar de nosotros 
invisibles cotidianos aparentando felicidad.

---------------------------------------------------

Ferran Garrigues Insa

No hay comentarios: