domingo, 15 de enero de 2017

Los más.

Fuimos los más fuertes
se nos pudría la verdad tras los ojos
de mirar las paredes vacías
de nuestras habitaciones repletas
donde
éramos los justos
los bienintencionados
los angélicos
nunca fallábamos
nosotros
los terribles jueces de la vida
estábamos tan alto
tan arriba
tan dispuestos a dejar caer la maza
sin importarnos el perjuicio
el dolor o la saña
la convulsión del estallido
la muerte total o momentánea de las almas.

Éramos los más fuertes
los más aguerridos
los luchadores
los que siempre sacan sus colmillos
en cualquier encuentro
siempre atacando, siempre al ataque
sin dejar huella
sin dejar una miserable huella
y después
parecía el resulto
de una explosión nuclear cualquiera
este desierto
el único desierto donde morar.

Éramos los más terribles
los únicos
unicornios de forma compleja
de ojos profundos y mirada limpia
escaparate de belleza
con una impronta preclara
hecha de semilla, de magia
de paraíso, aunque momentáneo
dispuestos a cualquier desaparición.

Éramos los más fuertes
los más amargos
los más constantes
los más sensatos
los más metódicos
los más arriesgados
los más indómitos
los más leales
éramos el héroe del cuento
imposibles 
devueltos al humo
cuando todo era simple y mundana realidad.

--------------------------------------

Ferran Garrigues Insa

No hay comentarios: